06.07.16

La biotecnología cambiará tu vida

Escrito por Pablo Albarracín en Blog, Innovación | 0 Comentarios

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

La biotecnología estaría cerca de encontrar la cura al maldito cáncer, se está haciendo cargo de entregarnos alimentos y productos más saludables (o menos dañinos para nuestro cuerpo y medioambiente), está aportando en mejorar diversos procesos químicos de industrias históricas y globales como la minería, también está explorando nuevas soluciones para la industria de las manufacturas con nuevos materiales. ¿Impresoras de ADN? Sí, también ya son una realidad, gracias a Cambrian Genomics (aunque algunos dicen que más que una impresora es un clasificador). Sin embargo, muchas de estas maravillas aún no llegan a la población, pero están allí y debemos conocerlas.

Varias de las 10 compañías más rupturistas del 2016 según el ranking de la publicación Technology Review del MIT son de biotecnología, los inversionistas se están fijando en ellas y están metiendo la mano a sus bolsillos mucho más que hace 5 años. Incluso se ha hablado últimamente en ‘frenar’ el envejecimiento gracias a la biotecnología. La biotecnología está mucho más presente en nuestras vidas de lo que muchos creen (o les han contado). Un dato: 10 de las 116 startups de Y Combinator son empresas de biotecnología.

La biotecnología, la bioinformática, la biomedicina, la biogenética…las ciencias de la vida, nuestro bienestar! Todo está cada vez más interrelacionado. La vida y su fragilidad, puede potenciarse gracias a estas innovaciones de alta complejidad. Esperemos que tomen un buen camino, el camino del bien común.

Para muchos la biotecnología, definida según la OCDE define como la “aplicación de principios de la ciencia y la ingeniería para tratamientos de materiales orgánicos e inorgánicos por sistemas biológicos para producir bienes y servicios”, representa una  de las revoluciones tecnológicas de la vida contemporánea, debido a la gran variedad de soluciones que aporta a múltiples industrias claves para la economía global. Ya no vemos a la biotecnología como aquella actividad realizada en blancos laboratorios, con estériles pipetas y tubos de ensayo y dispositivos HPLC, sino como una de las principales actividades científico-productivas que están cambiando el modo en que vivimos.

La bioinformática es otro sub género de la biotecnología, que está realizando trabajos e investigaciones que nos sorprenderán en pocos años. Ahora en internet se puede ‘encargar ADN’, financiar colectivamente (vía crowdfunding) un proyecto de ingeniería genética, así como pedir experimentos a terceros. Todo en ‘la nube’ gracias al gigante big data biotecnológico que se está creando.

Con la biotecnología también se puede emprender. Y desde cero.

“Nuestro método presenta una ventaja inigualable, porque permite la obtención de un análisis en menos de 2 horas (los métodos actuales toman días). Además puede ser utilizado por personal no especializado, no requiere instalaciones y permite el análisis en terreno de las muestras logrando ser la primera herramienta de monitoreo en la industria, disminuyendo de esta forma los costos por análisis”, explica Matías Henríquez, co fundador de la compañía incubada en Chrysalis, Biotic Solutions. “Lo que queremos es generar un producto de nivel mundial desde Chile y posicionar al país como productor de tecnologías de punta para la agroindustria”. El sensor  portátil de Biotic Solutions se llama 3B (Bacterial Based Biosensor).

Biotic Solutions construyó el primer método portátil y económico para la detección de dioxinas en terreno. “En estos momentos, estamos evaluando nuestra tecnología con dos importantes empresas de la industria cárnica en Chile”, dice Matías Henríquez. La dioxina es uno de los compuestos más tóxicos conocidos por el hombre,  ya que están relacionados con la aparición de diversos tipos de cáncer, así como problemas inmunológicos y hormonales, ha señalado la OMS.

¿Se imaginan ‘pelotas de ping-pong’ mejorando procesos mineros? Esto sí es posible gracias a la biotecnología. Hablamos de la compañía, también parte de la cartera de Chrysalis, EFAN, que desarrolló una tecnología consistente en esferas que, por medio de un proceso biotecnológico, combaten la neblina ácida que afecta a ciertos procesos de la minería.

Estas esferas reducen las emanaciones generadas en las celdas electro-winning (EW), permitiendo el cumplimiento de los estándares requeridos, convirtiéndose en una propuesta “costo-eficiente” frente a otros métodos utilizados, puesto que logra aumentar la productividad al permitir pasar una mayor densidad de corriente, además de propiciar un menor gasto eléctrico en el uso de ventiladores, como también un ahorro de combustible para calentar el electrolito en los intercambiadores de calor. También las ‘pelotas de ping-pong’ reducen los niveles de corrosión, entre otros beneficios.

La biotecnología, la bioinformática, la biomedicina, la biogenética…las ciencias de la vida, nuestro bienestar! Todo está cada vez más interrelacionado. La vida y su fragilidad, puede potenciarse gracias a estas innovaciones de alta complejidad. Esperemos que tomen un buen camino, el camino del bien común.

Crédito imagen principal: NPR

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Tags: , , , , , , , , , ,

Otras Publicaciones