Chrysalis Atacama realiza taller para construir “spikerbox”, dispositivo que registra impulsos eléctricos del cerebro

Escrito por Jamie Stewart en Noticia | 0 Comentarios

26.08.15
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

El pasado 14 de agosto, un grupo de “makers”, profesionales, estudiantes y emprendedores de la región de Atacama, pudieron conocer de cerca un experimento que mide los impulsos eléctricos de las neuronas, pudiendo realizar pruebas que los ayudaron a comprender el funcionamiento del cerebro.

El cerebro. Uno de los órganos más importantes del cuerpo humano y al mismo tiempo uno de los más desconocidos. Algunos científicos afirman que solo se utiliza un pequeño porcentaje de nuestro cerebro y otros desmitifican esta afirmación estableciendo que el ser humano utiliza el 90% de este órgano.

Los misterios en torno a esta parte del cuerpo  continúan y sigue siendo complejo su estudio, debido a las diversas enfermedades y trastornos que aparecen con el paso de los años, y a las que la ciencia dice no tener (aún) cura. Backyard Brains, una organización internacional que se dedica a la divulgación de este tipo de investigaciones, ofreciendo cursos y experimentos educativos para que todos puedan aprender sobre el cerebro, arribó a Chrysalis Atacama de la mano de uno de sus fundadores.

neurociencia_chrysalis2

Es así como a las oficinas de Chrysalis Atacama, llegó Timothy Marzullo científico y cofundador de dicha institución, quien realizó diversos experimentos que dieron cuenta del funcionamiento cerebral, además de un taller para guiar la construcción del “spikerbox”, un dispositivo que permite registrar los impulsos eléctricos de las neuronas, músculos, corazón y cerebro.

Durante la jornada, los participantes pudieron trabajar con el amplificador de músculos para Arduino de Backyard Brains, un experimento para medir ondas del cerebro y por último la posibilidad de experimentar la Spikerbox con invertebrados.

neurociencia_chrysalis

Timothy cuenta que este tipo de iniciativas, sobre todo en Atacama, lo ponen muy feliz, en especial la puesta en marcha de un Makerspace. “Yo fui uno de los primeros miembros del Santiago Makerspace el 2012, y ahora tengo mi propio laboratorio, entonces me gusta que las personas, sobre todo fuera de la capital, puedan aprender cómo inventar cosas y cómo estudiar los procesos”, explica el científico.

Susan, profesora y una de las asistentes al encuentro comentó que es excelente que se realicen este tipo de instancias en Copiapó, ya que “son escasas y colaboran bastante al desarrollo de la ciencia en la región”. Por otra parte, Orlando, Técnico en Prevención de Riesgo y participante del mismo taller comentó que estas actividades “abre un mundo de tecnología que no ve todos los días”.

 

 

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Tags: , , ,

Comments are closed.