Conoce a MARK VIII: el guante chileno de seguridad que reduce el riesgo de amputaciones y otras lesiones

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

23.06.16
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Email this to someoneShare on LinkedIn131Pin on Pinterest0

Los dedos son las principales herramientas de un trabajador. Cuando uno o más de ellos se pierde, fractura o hiere, nos damos cuenta de su utilidad. Y vienen los lamentos.

Perder uno o más dedos es algo terrible, no sólo en lo que se refiere a la disminución de movilidad, motricidad y tareas manuales que se dejan de realizar, sino que también genera un daño sicológico importante en el afectado y su entorno familiar. Si sumamos a esto el costo monetario para una compañía en el pago de seguros médicos, reemplazo del trabajador herido, y/o posibles demandas por negligencias, la situación se vuelve compleja. Un dedo puede marcar una gran diferencia, no sólo para un trabajador, sino que para toda la cadena productiva de una empresa.

Visualizando cómo solucionar efectivamente esta situación, el ingeniero chileno Jorge Sgombich creó MARK VIII, un guante de seguridad patentado con protección dactilar que está dando qué hablar, puesto que la tecnología con la que está fabricado minimiza o reduce el riesgo de sufrir amputaciones, aplastamientos y cortes en la primera falange de los dedos de la mano. “Confía en MARK VIII, tus dedos te lo agradecerán”, dice Jorge. El guante forma parte de la cartera de startup de Chrysalis.

Toda esta innovación en seguridad laboral fue premiada en la última versión de la feria de inventos y nuevos productos INPEX 2016, realizada el pasado 7 y 9 de junio en Pittsburgh, EE.UU., donde el guante MARK VIII recibió la Medalla de Oro como premio al mejor invento en su categoría.

“Fue una extraordinaria experiencia que nos enseñó más del proceso que se debe cumplir para que nuestro invento tenga un desarrollo a nivel global”, dice Jorge sobre la feria INPEX. “Fueron 3 días de feria y alrededor de 750 stands con productos que abarcaron múltiples categorías. Se vieron cosas extraordinarias”.

MARK VIII tuvo una excelente aceptación en INPEX 2016. “A todo el mundo le gustó y obtuvimos múltiples contactos, tanto para vender como para licenciar, nuestro interés en la feria fue presentar el producto para obtener acuerdos de licenciamiento, y ya tenemos varios interesados solicitándo antecedentes para comenzar un proceso de licenciamiento”, explica Jorge.

Entrada INPEX 2 (2)

Jorge Sgombich, creador de MARK VIII en la feria INPEX 2016.

El inventor nacional explica que busca licenciar la patente del guante, la cual se encuentra en trámite internacional, para lo cual la feria fue de mucha utilidad. Ya cuenta con varias ofertas de EE.UU. y Europa con altas probabilidades de materializarse, además de numerosas ofertas para la adquisición del guante.

Tecnología y características de Mark VIII

Velar por la integridad física de un trabajador, minimizando la ocurrencia de accidentes o negligencias, fue uno de los aspectos que motivaron a Jorge a crear MARK VIII, quien ha tenido siempre muy claro, que evitar accidentes dentro de una compañía, no es sólo para obtener certificaciones de calidad o evitar pagar costosos seguros médicos, sino que es una obligación ética de cualquier compañía que trabaja en labores peligrosas. Para las organizaciones de clase mundial, la salud de un trabajador debe ser lo primero y más importante.

Con este reconocimiento internacional MARK VIII se posiciona en la industria como un producto de última generación a nivel global para protección de manos.

Diploma Premio Medalla de Oro (1)

Diploma premio Medalla de Oro

Más de 10.000 trabajadores de todo el mundo ya han probado la seguridad de MARK VIII, en la industria de la gran minería e industrias pesadas especialmente, gracias a su tecnología de piezas protectoras que pueden resistir una compresión de 100 kg por dedo, lo que minimiza notablemente el riesgo de daño a las manos.

“El guante industrial patentado de seguridad con protección dactilar MARK VIII entrega una probada protección contra fuertes golpes, cortes o aplastamientos en la zona de la primera falange de los dedos, conservando la sensibilidad y motricidad fina del trabajo, puesto que deja las yemas de los dedos libres”, dice Jorge.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Email this to someoneShare on LinkedIn131Pin on Pinterest0
Tags: , , , , ,