¿Conoces algo de tributación para la minería? Atención a estos 3 útiles datos

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

19.12.17
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Dentro de la industria minera y de metales, la digitalización está generando cambios en la naturaleza de como las empresas interactúan con sus empleados, comunidades, gobiernos y medio ambiente. Desde la exploración y valoración de minerales, procesamiento del mineral y la producción, a las ventas y distribución aguas abajo, la digitalización es difuminando las líneas tradicionales de la industria y los desafiantes modelos comerciales del pasado.

Para las empresas que adoptan la digitalización, ofrece la promesa de una mayor negocio ágil y rentable, con una mejor toma de decisiones y mayor productividad de los empleados. Más importante aún, cuando se diseña e implementa correctamente, la digitalización puede mejorar la salud, la seguridad y el impacto ambiental, salvando vidas, reduciendo lesiones, disminuyendo las emisiones y el desperdicio, y aumentando la transparencia y sostenibilidad.

De todo esto parece existir un consenso, no solo a nivel mundial, sino que en Chile también: las nuevas tecnologías deben entrar con fuerza a la industria minera, desde los proveedores, hasta los titanes de la minería global, quienes deben aumentar su sofistificación en cada eslabón de la cadena. Sin embargo, más allá del paradigma, que traspasa todas las industrias, donde la minería no es la excepción, hay otros temas que son demasiado desconocidos para quienes desean entrar a este mundo con sus productos o servicios tecnológicos. Siempre la burocracia es y ha sido un problema y desconocimiento para muchos.  

¿Y de los temas tributarios en minería?: mucha ignorancia e información que no es fácil de digerir.

Primero que todo, la legalidad minera en Chile se sustenta en tres bases:

• La constitución (1980)
• La ley orgánica orgánica sobre minería
concesiones (1982)
• El código de minería (1983)

Ahora bien, la idea de este artículo es simplificar algunos puntos para quienes no conocen mucho de los aspectos tributarios de la minería en Chile. No queremos profundizar, ni menos complejizar. Sin embargo, para quienes deseen más información compartimos dos documentos muy interesantes sobre dichos temas:

Tasas óptimas para el Impuesto a la Minería del Cobre en Chile

Guía para la inversión minera en Chile

Tributación y Minería en Chile: antecedentes para un debate informado

 

NO OLVIDES POSTULAR AL DESAFÍO MINERÍA CHILE EN ESTE LINKincubadora.chrysalis.cl/desafiomineria/

 

3 datos que debes conocer

Gracias a la colaboración de Macarena Cornejo, Ejecutiva Financiera de Chrysalis, podemos compartir los siguientes puntos a modo de ‘introducción’ a estos complejos temas:

Impuesto de primera categoría:

Todas las empresas mineras, independientes de su tamaño, tipo de organización o domicilio, se encuentran afectas al impuesto de primera categoría de un 25% o 25,5%* de acuerdo al régimen tributario al cual optaron.

* La tasa de impuesto vigente durante el 2017

La renta imponible permite clasificar a los contribuyentes en tres grupos, esta clasificación depende de las toneladas extraídas de material ferroso y monto de ventas anuales. Por lo tanto, existen mineros artesanales, medianos y grandes contribuyentes mineros, cada uno con regímenes tributarios diferentes.

Impuesto especifico a la minería:

A diferencias de otros sectores económicos, la minería cuenta con un impuesto especifico a la renta que graba a todas aquellas personas naturales o jurídicas que extraigan y vendan minerales ferrosos los cuales excedan el valor equivalente a 50.000 toneladas, este impuesto se paga anualmente en conjunto al impuesto de primera categoría.

Depreciación acelerada*:

La minería puede hacer uso de la depreciación acelerada. Lo que se traduce en un menor pago de impuesto a la renta en los primeros años y un mayor pago de impuestos en los años posteriores, lo que beneficia a este sector ya que requieren grandes inversiones (maquinarias, instalaciones y equipos) para llevar acabo su actividad económica.

*Beneficio tributario que permite postergar el pago de impuestos durante los primeros años desde la adquisición de activos fijos necesarios para el negocio.

Existen más beneficios tributarios, como es el rebajar el valor de los yacimientos mineros o traer inversión del extranjero lo que disminuye la base impositiva de este sector, permitiendo que el sector minero sea uno de los grandes contribuyentes que rebaja impuestos a través de diferentes incentivos tributarios.

 

Artículo escrito con la colaboración de Macarena Cornejo, Ejecutiva Financiera de Chrysalis

Crédito imagen principal: smh.com.au

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Tags: , , , , , ,