INICIADOR VI: emprendedor solitario, startup al calvario

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

13.07.15
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn13Pin on Pinterest0

Puedes no haber terminado (ni comenzado) alguna carrera universitaria, puedes ser un atado de ideas sin mucha forma aún, puedes no tener ni un solo centavo en los bolsillos, puedes estar aún viviendo con tus padres y puedes aún usar jeans rotos y el pelo verde. Puedes permitirte todas estas cosas y aún así iniciar un emprendimiento. Pero solo hay una cosa que no puedes (o debes) hacer: hacerlo solo. La soledad, los ‘lobos esteparios’ no sirven para comenzar una startup, no es su ambiente. Para iniciar el largo camino de una startup debes hacerlo junto a un equipo, ojalá el mejor que puedas reunir, ojalá el mejor que puedas motivar. El equipo y su importancia en el éxito de las startups, fue el tema de conversación que nos convocó el pasado jueves en el INICIADOR VI.

“Define roles, funciones y objetivos para cada integrante”, dice Pamela Castro, Directora de Girls in Tech V Región. “Cuándo todos los miembros saben qué hacer y conocen su impacto, se producen mejores y nuevas ideas”. Para Pamela es clave en la etapa de búsqueda de un buen equipo la experiencia de cada integrante, así como las habilidades personales de cada cual.  Fijarse además en la capacidad de resistir la frustración (resiliencia). “Y nunca buscar a alguien que esté buscando un horario fijo y un salario seguro todos los meses”, enfatizó la emprendedora. Recordemos que Girls in Tech es una organización internacional que busca identificar, conectar y dar visibilidad a las mujeres que lideran el sector tecnológico, para convertirlas en fuentes de inspiración y conocimiento para otras mujeres.

Iniciador2

De izq. a der: Pamela Castro, Sylvio Campos y Mario Villalobos

 

Las ideas fluyen a una velocidad vertiginosa cuando el entusiasmo se apodera de aquellos y aquellas que piensan iniciar un emprendimiento. Todo parte con las ideas, que son los principales nutrientes en esa primera etapa de creación pura que da origen al qué, pero no al cómo, cuándo, por qué, para qué, para quienes…eso viene con el tiempo y es parte de un proceso crucial que se da dentro del equipo de trabajo que se conforma. Sin equipo las ideas no ven su materialización.

Iniciar una startup requiere de una actitud, un estado mental y  una disposición especial. Quizás muchos tienen la imagen estereotipada del emprendedor de Palo Alto, de Cupertimo, a quien todo le resulta a la primera y termina en una mansión rodeado de rubias (y nerd!!!). Pero lo que no se explica muy a menudo es que en la vida de una startups habrán más de  20 complicaciones y será el equipo quien deba resolver los problemas. No el ´CEO´, el con mayor desplante o el ‘dueño de la idea’. Esas figuras deben pasar al olvido si queremos no ser un nuevo Titanic.

Para Sylvio Campos, director del área de formación de Chrysalis y Ph. D en Comunicación Organizacional de la Universidad de Málaga, España, quien también expuso en esta ocasión, uno de los factores principales a la hora de conformar un buen equipo es el conocimiento que debemos tener del otro y de uno mismo. Es muy fácil caer en la tentación de las apariencias, los miedos y las discriminaciones, lo que puede conspirar en formarse una errónea idea del otro, de sus potencialidades, debilidades, y en definitiva, puede llevarnos a conformar un mal equipo, con piezas que no encajan, o bien, con piezas que no deberían estar en ese lugar.

“Conocerse a sí mismo es casi tanto o más importante que conocer al otro”, dice Campos. “Lograr configurar un equipo, donde cada pieza desee estar allí y donde cada pieza rinda lo mejor de sí en ese momento, es muy complejo y no es algo que se deba dejar al azar. El equipo puede significar el éxito o fracaso de un emprendimiento”.

Sylvio-Campos

Sylvio Campos, director del área de formación de Chrysalis

 

No camines solo

Pamela de Girls in Tech compartió algunos consejos que consideramos de vital importancia y de los cuales deberías tomar nota:

1. Aprovecha la Diversidad

Busca personas que complementen tu equipo con diferentes conocimientos y capacidades.
No busques a uno igual a tí.
Fortalece el equipo con diferentes especialidades y conocimientos.

2. Motivación

Sé un líder o búscalo para tu equipo.
Involucra al equipo en las decisiones.
Motiva a tu equipo en el espíritu y pasión del proyecto/startup.
Celebra los éxitos con tu equipo.

3. En los momentos difíciles Recuerda

Si quieres ir rápido camina solo.
Si quieres llegar lejos ve acompañado.

 

Finalmente contamos con el testimonio de Mario Villalobos, socio fundador junto a Elizabeth Acuña de nuestra startup Safety for Life, quien contó cómo dejó un buen empleo, estable y con proyección y lo cambió por el camino del emprender. No fue algo sencillo, nos relató Mario, pero valió la pena. “No quería seguir trabajando para el sueño de otros”.

Mario hizo incapié en las “habilidades complementarias”, donde en el fondo todos los panelistas coincidieron, que tenga un alto grado de pasión por el proyecto, pero que además posea las habilidades necesarias para llevar esa pasión a resultados exitosos. Debe darse una balanza ideal entre pasión y talento. Y lo más importante: que todos sepan para donde rema ese barco, la visión debe estar clara desde el día cero.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn13Pin on Pinterest0
Tags: ,