INICIADOR VIII: la vida es complicada y emprender no es lo contrario

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

20.12.14
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

El VIII INICIADOR y el último de este 2014 que ya se nos va estuvo marcado, desde distintas y enriquecedoras visiones, por el complejo devenir que significa emprender y por los centenares de trabas, incertidumbres y cánceres culturales que influyen en que una persona no vea la posibilidad de emprender como una alternativa más que válida para generar ingresos, ser feliz y realizar una contribución a  la sociedad. Ya no están los tiempos para trabajar 8 horas durante 30 o más años y ser feliz con aquello. No para la gran mayoría, por lo menos.

Esta edición de INICIADOR tuvo como tema central de discusión la resiliencia que se debe tener y/o cultivar, para poder sortear los inevitables golpes que al emprender te azotarán lo quieras o no. No por nada la mayoría de nosotros opta por el camino fácil: estudiar algo, trabajar todo el día, cumplir funciones, tener un jefe, ganar algún dinero y luego jubilar. En definitiva, una elección simple, segura y que no significa ningún desafío ni menos aporta nada a la sociedad.

Aunque a muchos les acomoda y satisface este estilo de vida, lo que es totalmente válido, existe también un amplio segmento de la población que quisiera cambiar o salirse de este estilo de vida, pero las trabas mentales, culturales y sociológicas conspiran en que mantenga su statu quo y sus sueños sean ‘pateados’ año tras año.

Este cambio de chip mental es lo que nos propusieron desde sus particulares visiones los tres expositores de este jueves. Nos acompañaron en esta oportunidad Antonio Manno, co-fundador de Exosphere; Felipe Contreras, socio fundador de Gulliver S.A. y José Oyarzo, co-fundador de Sazoot, startup incubada por Chrysalis.

Debemos emprender e innovar en lo que (aún) no vemos del iceberg

Felipe Contreras nos asustó, nos remeció. Nos abofeteó con una dosis de resiliencia estratégica, como él la llamó, basado en la incertidumbre que nos rodea hoy en día y que gracias al exponencial avance de la tecnología y sus paradigmas, está generando no solo una incertidumbre vista hacia el futuro, sino que más preocupante, una incertidumbre en el presente: aquí, ahora ya!!!

Felipe, de 36 años, y con una considerable experiencia con equipos apalancadores de innovación y emprendimiento en Chile y el extranjero, nos habló de cómo esta incertidumbre y avalancha de big data y tecnologías de consumo, que hasta hace 3, 5 o 10 años eran impensadas, son a la vez, una fuente impresionante de oportunidades y creación de negocios, que pasa ante nuestros ojos sin que nos demos cuenta. El acceso a internet y a la aldea global, ha convertido nuestro barrio en un barrio global, por lo tanto, ya no debemos pensar solo en lo local, sino que nuestras expectativas y planes pueden (y deben) ser globales.

Pensar globalmente y actuar localmente parece ser la consigna. Felipe motivó a los presentes a no quedarse con lo evidente, lo obvio, lo que se alcanza a ver del iceberg. Para él, lo que no vemos del iceberg es lo que vendrá, no lo tenemos claro, pero sí sabemos que la tecnología, las nuevas generaciones y el cambio de paradigma que vivimos a diario, demandarán nuevas formas de hacer y mirar las cosas, por lo tanto, el llamado es a hacer las cosas de otras manera!, a crear cosas que no existen, a inventar el futuro, porque el futuro es nuestro y se construye ahora, con tus manos y con las herramientas que ya tienes en las manos: internet, PC, smartphone, cámaras, drones…

La antifragilidad: la fortaleza de un emprendedor

Para Antonio Manno la vida es dura, difícil y debemos aceptarlo. Si no partimos por ahí no entenderemos nada ni podremos crecer como personas. La vida de un emprendedor es tal cual como la vida: difícil y hay que aceptarlo.

Antonio nos conversó sobre la “antifragilidad”, que para él explica mejor que la “resiliencia” las características que deben cultivarse para salir del camino fácil del trabajo de 8 horas diarias por 30 años. Antonio señaló que algunas cosas se benefician de las crisis; se desarrollan y crecen cuando están expuestos a la volatilidad, el desorden y los factores de estrés, el riesgo y la incertidumbre. La “antifrágilidad”, opera de esta manera.

Para Antonio la cosa es bien simple. Si quieres crecer en la vida y hacerlo a través de algo que llene tu corazón y te haga ganar dinero y felicidad con ello debes seguir estos pasos:

-Confianza en sí mismo

-Aceptar que la vida es difìcil

-Tener un aprendizaje continuo

– Relacionarse con personas con intereses similares a los tuyos

Tener disciplina, lo que debe llevarnos a:

-Retrazar la gratificacion (no puedo pensar: “quiero ganar dinero mañana, rápido”)

-Aceptar la responsabilidad

-Dedicación a la realidad

-Equilibrio (que debe guiar todo lo anterior)

José Oyarzo de Sazoot:  “sin un producto mínimo viable (MVP) la resiliencia da lo mismo”

José Oyarzo es co-fundador de Sazoot, startup incubada en Chrysalis. José expuso cómo a lo largo de por lo menos 4 a 3 años ha tenido una alta dosis de resiliencia que le ha permitido subsistir a una serie de fracasos y proyectos inconclusos o sin futuro.

Ingeniero informático de la UTFSM, José ha emprendido desde el 2012, con más bajos que altos, por lo que para él, la resiliencia no sirve de mucho si no se cuenta con un MVP, puesto que hoy en día el nivel de complejidad y competitividad de las startups que postulan a los fondos concursables, hacen que una simple idea ya no valga casi nada. Hace 4 años, cuenta José, era probable que sí una buena idea podía levantar capital. Ahora es imposible.

Y él lo comprobó por sí mismo. Cuando tuvo a “Sazoot nuevo”, demostrando una plataforma sólida, con varias bandas y usuarios sumándose semana a semana, y con un modelo ya en marcha que sí funcionaba, pudo adjudicarse la incubación en Chrysalis, situación que le fue negada años atrás por múltiples entidades y por la misma Chrysalis. José atribuye esta negación a que antes no tenía un MVP.

Es por ello que José aconsejó a la audiencia, con mucha sinceridad, con estos 4 pilares fundamentales que para él y su equipo han funcionado:

-Da lo mismo la resiliencia sin MVP

-Todo equipo se puede quebrar

-Moderar las expectativas

-No desgastarse en tonteras

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0