10.02.16

Startup: primero identifica un problema, después te ocupas de la solución

Escrito por Julio Serrano en Blog, Modelos de Negocio, Negocios, Noticia | 0 Comentarios

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Email this to someoneShare on LinkedIn11Pin on Pinterest0

Muchos emprendedores pasan horas y horas tratando de encontrar una solución perfecta que se convierta en la idea más brillante para el mercado. Sin embargo, este tipo de ejercicio no es lo ideal para la construcción de un modelo de negocios. Si una idea no logra resolver un problema real, no será consumida por los potenciales clientes. Nunca olvides esto.

Uno de los emprendedores que apoya lo mencionado anteriormente es Dan Greenberg, cofundador y CEO de Sharethroug, una de las plataformas independientes de publicidad nativa más grande del mundo. Para Greenberg, es fundamental “casarse” con el problema antes que enfrascarse en la búsqueda incesante de una idea novedosa.

Dado lo anterior, antes de intentar fabricar esa solución perfecta, se debe identificar un problema, el cual tiene que ser conocido y entendido en todas sus dimensiones. Tras esto hay que interactuar con potenciales clientes que se vean afectados y construir una solución viable para ellos.

“Por lo tanto, antes de dirigirse a la mesa de dibujo para esbozar la solución perfecta, hay que centrarse en la comprensión de la complejidad del problema”, dice Greenberg en Mashable.

Interacción con potenciales clientes

La primera interrogante que un emprendedor se debe plantear es si la idea tiene su génesis en el problema o la solución. “Al centrarse en el problema en toda su comprensión, es todo un espacio el que puede ser mejorado, no sólo algo particular dentro de éste”, indica el CEO de Sharethrough.

Esta noción general sobre la problemática identificada ayudará a determinar de manera mucho más simple una solución. Para esto resulta fundamental ubicar a quienes son afectados por el problema, escuchar su experiencia con éste y de qué manera los afecta.

“Recuerdo una vez cuando mi co-fundador y yo entramos a un estudio de cine y le dije al equipo: ustedes tienen un problema para conseguir que las personas interactúen con su contenido en las redes sociales. Pueden hacer trailers, pero no están seguros de cómo captar la atención de la gente más allá de eso. Los ejecutivos asintieron con la cabeza y empezaron a comentar más sobre el problema. Por otro lado, si hubiéramos comenzado con una presentación de 10 páginas de nuestra solución, hubiesen dado una respuesta binaria y la relación podría no haber progresado más allá.”, ejemplifica Greenberg.

Este ejercicio sirve para lograr soluciones en conjunto. La experiencia de aquellos que tienen relación con el problema a solucionar es fundamental, ya que ofrece un marco más amplio para la búsqueda de respuestas.

Chrysalis 5

Crédito foto: Shutterstock

Sumar al personal adecuado

Es importante saber seleccionar a las personas que trabajarán en un determinado proyecto. Bajo la lógica de “casarse” con el problema, hay que encontrar gente que se comprometa con éste tanto como tú.

Al entrevistar a los candidatos, hay que asegurarse de que entiendan y puedan explicar el problema en todo el espacio en el que está inmerso. También ver qué tan expectantes e interesados están en la solución a lograr, y no sólo en cumplir pasivamente las tareas asignadas.

“Cuando entrevistamos a los candidatos para las funciones de gerente de producto, les pedimos que dijeran algo que les sorprendió aprender en sus anteriores trabajos. ¿Qué cosas de las que hacían los clientes con el producto no habían sido consideradas? Las personas que pueden responder a estas preguntas serán los que ayudarán a que su empresa evolucione”, dice el cofundador de Sharethrough.

El problema como piedra angular de la organización

Mientras la empresa está creciendo, los líderes de ésta deben inculcar la importancia del problema a quienes se estén integrando al equipo. De la misma forma, los empleados deben estar bajo una constante evaluación y autoevaluación para asegurarse de que mantienen el foco en el problema. También es recomendable hacerse cargo de la capacitación de los miembros y de tener canales claros y efectivos de comunicación.

“Hay que invertir en la educación temprana de los empleados y tener un flujo de comunicación constante en toda la empresa a través de correo electrónico o reuniones. Por otra parte, hay invitar a los miembros del equipo a compartir cosas interesantes que encuentren en el campo del problema y anticipar lo que podría venir después”, comenta Greenberg

La solución puede cambiar, el problema no

Con los miembros de la empresa comprometidos con el problema, hay que estar dispuesto a adaptar la solución debido a la cambiante industria.

En los primeros años en Sharethrough, Greenberg dice que se encontraban explorando el problema de la distribución de contenido de vídeos en línea. “Nos dimos cuenta de que la gente no tuvo simplemente problemas para la distribución de vídeo, sino que también con la distribución de diferentes tipos de contenido. Había que encontrar una nueva solución respetable y escalable para hacer dinero y acomodar a los diferentes contenidos que los anunciantes estaban creando. Fue entonces cuando se decidió sumergirse en el espacio del anuncio nativo, y ayudar a los editores a gestionar este nuevo problema de la manera más eficiente”, comenta Greenberg.

El compromiso con el problema, y todos los demás que surjan, es lo principal para iniciar un negocio. Las soluciones posibles son variables, por lo mismo hay que estar abiertos a cambiarlas, pero es el problema la piedra sobre la que se erigirá una solución que ha de ser innovadora y útil.

Con información de Mashable

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Email this to someoneShare on LinkedIn11Pin on Pinterest0
Tags: , , , ,

Otras Publicaciones