Showing posts from tagged with: 3D

¡Apúrate!, aún quedan cupos para ser parte del Valparaíso Makerspace

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

13.10.15

Todavía hay tiempo para inscribirse y ser parte del Valparaíso Makerspace, uno de los espacios de creación tecnológica mejor dotados de la zona, donde cada maker puede aprender desde programación con Arduino, hasta técnicas de trabajo con madera. Todo bajo la tutela de expertos facilitadores. La idea es que a través del contacto mutuo y el compartir experiencias, pueda florecer la inteligencia colectiva que de forma a prototipos y/o productos grupales que puedan perfeccionarse y salir al mercado, una vez termine el ciclo de talleres del Valparaíso Makerspace. (El acompañamiento de Chrysalis, a través del Valparaíso Makerspace, a aquellos proyectos que demuestren potencial y compromiso, estará asegurado una vez finalicen formalmente los talleres, por medio de una 'beca' consistente en equipamiento y uso del Maker) Debido a la alta demanda de postulantes, hemos decido ampliar el plazo para ser parte del Valparaíso Makerspace hasta este sábado 31 de octubre hasta las 12 de la noche. Recuerda que las postulaciones se hacen a través de la web en este formulario. La dinámica de los talleres del Valparaíso Makerspace consiste en talleres presenciales donde se imparten conocimientos teórico-prácticos sobre emprendimiento, cómo inciar un negocio, plan de negocios, cómo buscar clientes, marketing, gestión, entre otros. Además, de aspectos claves en la retórica del mundo emprendedor de hoy, como el modelo Lean Canvas o el Design Thinking. Mientras que para 'ensuciarse las manos' los makers contarán con talleres teóricos, pero con una alta dosis de práctica, de programación Arduino, introducción a la impresión 3D, diseño de prototipos, procesos de producción, software de diseño, robótica. Todo acompañado por facilitadores expertos en cada disciplina y con todo el herramental digital y análogo adecuado para tales labores. La seguridad es fundamental, por lo que todos los makers reciben también capacitación en estos aspectos y la indumentaria adecuada para mitigar posibles daños.     ApurateMaker

¡No te quedes fuera!

Más información:

Waldo Lopez / Coordinador Valparaíso Makerspace

Fono: 032-2274151

Nuevo llamado del Valparaíso Makerspace: ven a crear en equipo y cambia el mundo con tus manos

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

14.09.15

Ya están abiertas las inscripciones para ser parte del Valparaíso Makerspace y poder conformar el equipo de creadores que tienen solo una misión: imaginar y hacer. Al Maker se llega con la mente abierta y las manos dispuestas a ensuciarlas. El plazo de inscripción vence (tentativamente) el próximo 30 de septiembre. Apúrate!!! Ya no es una novedad: el movimiento y la cultura maker están llamados a cambiar el mundo de las manufacturas y la producción en todo el abanico de empresas, desde  gigantes como Toyota, visionarios como Tesla o creativos como Lego o IDEO. Los makers están tomando las riendas de la creatividad rápida, colaborativa y multidisciplinaria, entregando un mensaje al mundo: se puede cambiar el statu quo con el trabajo colaborativo, la mente abierta y la innovación como faro. Ya no basta con tuitear, debemos crear con nuestras manos, con nuestras manos y mentes maker! No quedándose atrás, el Valparaíso Makerspace continúa con su búsqueda de talentosos creativos, colaborativos y visionarios, y abre un nuevo llamado para participar del movimiento maker porteño, local, pero con visión global. El plazo de postulación vence el próximo 23 de septiembre. POSTULA AQUÍ.

"Abrimos esta última convocatoria del año del Valparaíso Makerspace, esperando crear y convertirnos en un verdadero, 'nido de ideas', donde los participantes puedan acceder sin la necesidad de tener una idea en específico, deben venir con ideas, pero dispuestos a modificarlas, e incluso, hacerlas pedazos", dice Waldo Lopez, diseñador y coordinador del Valparaíso Makerspace. "Queremos que sea la motivación personal lo que mueva a los participantes y que llegue al Maker con la convicción de que en este lugar  las personas 'piensan y crean sin límites'".

Y esto no es mera coincidencia. Los cada vez más numerosos y empoderados makers de este movimiento representan un importante eslabón  de las tendencias más vanguardistas del mundo actual. Si nos detenemos un segundo, podemos darnos cuenta que las prótesis para miembros amputados, las piezas defectuosas de la Estación Espacial Internacional o el chasis de un automóvil eléctrico, han sido posible gracias a la cultura maker y su más emblemática tecnología: la impresión 3D. Luego de meses de compartir, capacitar, motivar, enseñar  y certificar a más de  200 makers en las primeras dos convocatorias del Valparaíso Makerspace, podemos decir que ha sido una experiencia enriquecedora y muy perfectible. Sin embargo, como organización nos dimos cuenta de algunas imperfecciones que estaban alejando a los emprendedores de los talleres. Para esta nueva convocatoria, todos esos ripios han sido limados, y podremos ofrecer una modalidad mucho más acorde a la realidad de los emprendedores y más enfocada en crear en equipo, que en desarrollar la idea (mi idea) que se trae desde casa. Ahora las ideas surgen, crecen y se desarrollan en el Maker.

La idea de esta nueva modalidad del Valparaíso Makerspace es lograr que los participantes puedan desarrollar pequeños inventos en grupo, en base a ideas surgidas en el mismo Maker, producto del contacto y la interacción que se dará entre los equipos.

Digital_Convocatoria
 

Valparaíso Makerspace:  “un nuevo nido de ideas y creaciones”

"Abrimos esta última convocatoria del año del Valparaíso Makerspace, esperando crear y convertirnos en un verdadero, 'nido de ideas', donde los participantes puedan acceder sin la necesidad de tener una idea en específico, deben venir con ideas, pero dispuestos a modificarlas, e incluso, hacerlas pedazos", dice Waldo Lopez, diseñador y coordinador del Valparaíso Makerspace. "Queremos que sea la motivación personal lo que mueva a los participantes y que llegue al Maker con la convicción de que en este lugar  las personas 'piensan y crean sin límites'". Lopez está convencido que el movimiento genera acción y la acción puede decantar en múltiples cosas: desde un circuito que avise cuándo un baño está disponible, hasta un sensor que mida el flujo de estudiantes en un paradero de  buses. "¿Cómo logramos estos resultados?", se pregunta el ejecutivo del Maker. "Esto se logra por medio del conocerse entre sí, ver las potencialidades, formar equipos de múltiples áreas, y lo demás fluirá solo. Todo el herramental maker los está esperando", puntualiza Lopez. La idea del Valparaíso Makerspace es lograr que los participantes puedan desarrollar pequeños inventos en grupo, en base a ideas surgidas en el mismo Maker, producto del contacto y la interacción que se dará entre los equipos. Finalmente, los grupos que más interés hayan mostrado o quienes hubieran logrado un prototipo más acabado, podrán recibir una beca para continuar con su creación, consistente en insumos y materiales, los que serán suministrados por el Valparaíso Makerspace.

Joven creativo, ven a demostrar lo que vales y aporta a la cultura maker de Valparaíso.

POSTULACIONES AQUÍ

  Más informaciones: Waldo Lopez, coordinador Valparaíso Makerspace / waldo@chrysalis.cl / Valparaisomakerspace@chrysalis.cl       (+56 9) 32 227 4151
     

Impresión 3D: más allá de las cabezas de Yoda

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

27.07.15

Existen hace más de 10 años y cada vez son más populares en ambientes ligados al emprendimiento y al mundo startup, las nuevas tecnologías y la creatividad digital. Es una herramienta infaltable, y hasta icónica a estas alturas, para la nueva generación de ‘makers’, que ahora pueden traspasar un código binario a lo físico, a lo palpable.

Su uso ha crecido debido a la notoria disminución de su valor en los últimos 5 años, a la masiva extensión y conocimiento del software libre y a la gran comunidad de creadores 3D que comparten sus ‘secretos’ en la web, haciendo cada vez más amigable utilizar estas impresoras.

impresion_3D_3  
Pero su irrupción en la economía digital, es mucho más profunda de lo que pensamos. Para The Economist, es un síntoma inequívoco de una tercera revolución industrial, sobre todo en la industria manufacturera. “La impresora 3D puede funcionar sin supervisión y puede hacer muchas cosas complejas que una fábrica tradicional debe manejar. Con el tiempo, estas máquinas increíbles pueden ser capaces de hacer casi cualquier cosa, en cualquier lugar, desde su garaje a una aldea africana”, señala el medio inglés. Sin embargo, son pocos aún los que pueden salir de la fase ‘cabeza de Yoda’ en el uso de las impresoras. La mayoría de los ‘makers’, así como en diferentes facultades de ingeniería o usuarios inquietos, le dan un uso recreativo y lúdico a las impresoras 3D, logrando una serie de artículos llamativos, que ya son parte del ‘bestiario 3D’, donde ya es común ver todo tipo de manos, cabezas de todo tipo y color, miles de figuritas de pequeño tamaño, entre una larga lista de objetos y rarezas. Pero no pasan de eso: bonitas, llamativas y tecnológicas rarezas 3D.

No es (solo) un juguete ‘techie’

Es un proceso gradual de aprendizaje (debe estar pensando más de alguien) lograr salir de una fase inicial-recreativa, para pasar a otra más utilitaria-negocio, tal como ha ocurrido con todas, o la gran mayoría, de las nuevas tecnologías. Tampoco podemos esperar tener una enorme masa crítica de creadores en 3D que estén desarrollando negocios y empresas basadas en la impresión 3D y puedan salir de la concepción de ‘juguete’ con mayor velocidad, tal como sucede en los grandes centros de innovación, donde, por ejemplo, prueban ya con la impresión 3D de estructuras de hidrogel que serían "extremadamente resistentes y robustas”, o en la separación de dos hermanas siamesas en China gracias a la tecnología 3D, el automóvil en 3D construido por Local Motors o el motor impreso por General Electric. Sin embargo, sí están surgiendo iniciativas en el país y la región, que nos entregan una visión prometedora sobre esta tecnología.

“Al involucrarnos con los clientes vimos que tenían variadas necesidades que nosotros podíamos satisfacer”, dice Christopher Cáceres, co fundador de Crea en 3D y de la ONG Con-Ciencia. “Las impresoras 3D tienen usos tan diversos que no se imaginan, desde la medicina hasta la química. Por ejemplo, pronto imprimiremos una prótesis de una pata a un perro”.

impresion_3D
Christopher señala que los usos son enormes, pero que es imperativo sacarse cuanto ante la idea de que la impresora 3D es un juguete tecnológico y mientras más temprano se inculque esto mejor. Por ello, Crea en 3D, hace talleres en colegios donde enseña a darle un uso práctico y utilitario a esta tecnología. De hecho, pronto lanzarán una plataforma web colaborativa donde se subirá y compartirá material relacionado a cómo imprimir en 3D, así como otras tecnologías asociadas, como la programación en Arduino. Cáceres comenta que ya han tenido conversaciones con hospitales, entre ellos el Sótero del Río, sector donde ha tenido muy buena recepción la idea de generar prótesis, implantes y hasta órganos impresos en 3D. Crear piezas dentales en 3D, por ejemplo, asoma como una gran alternativa para los dentistas.

Desde lámparas solares a prótesis de manos

Para quienes aún no han oído de SULI Lab, empresa social chilena que entrega soluciones integrales y sustentables a través de la luz solar, les contamos que su producto estrella, la lámpara solar SULI, está impresa en 3D. Este emprendimiento, parte de la cartera de startups incubadas en Chrysalis, plantea un producto innovador por donde se le mire: es sustentable, resuelve una problemática social ligada a sectores de extrema pobreza, está impresa en 3D y, además, podrá (en un futuro) ser ‘customizada’ por los usuarios. En estos tiempos y en los años que vendrán, las piezas de hardware alimentadas con software libre, serán mejoradas por la comunidad.

"En mi perspectiva creo cada día menos en las patentes cerradas y en la propiedad sobre los objetos físicos y sí creo que si logramos masificar este producto estaremos pensando y preguntando a las personas, cómo hackeamos una Suli, o cómo entramos a desarrollar nuevas aplicaciones”, dice Macarena Pola, socia fundadora de Suli Lab. “Por eso el crowdfunding es importante, porque para mi la creación es también co-creación, tenemos que confiar en las personas, en los usuarios, en el público objetivo y las personas que usarán estas luminarias, que también puedan proponer y co-crear junto a nosotros en el futuro".

suli
La idea es ir generando y construyendo una actitud frente a esta nueva tecnología. Y para hacerlo se requiere además de trabajo colaborativo. Unión, transferencia de conocimientos, experiencias y ‘secretillos’. El Crowdsourcing es vital en el desarrollo y masificación de una industria 3D. Interesante es lo que hacen en Mylocal3dprinting.com. Otra experiencia interesante es lo que realizan en la startup Takeahand, que desarrolla prótesis en 3D. “TakeaHand se propone hacer su experiencia transferible y escalable, crear una plataforma de diseño colaborativo”, dice América Silva, fundadora y socia de Takeahand.  “Nuestra idea es revolucionar los productos de salud como los conocemos hoy en día, a través de la colaboración de diseñadores motivados a hacer el cambio, a quienes les daremos soporte para vender sus diseños en todo el mundo y retroalimentación para desarrollar productos en el campo de la salud, un campo de gran impacto social y donde hay mucho que aportar desde el diseño y el uso de las nuevas tecnologías”.  

Conozca a SULI, la ‘lámpara’ solar que democratiza el acceso a la energía

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

01.07.15

Parece un nanosatélite, una pieza caída desde la Estación Espacial Internacional o un extraño sensor de una planta nuclear...nada de eso. Lo que ves es SULI, un dispositivo solar que genera luz por sí misma y que se adapta a tus necesidades de iluminación. Dicho de otra forma: una innovadora 'lamparilla' solar con múltiples usos. El principal: democratizar el acceso a la energía, limpia, sustentable y gratis. 

"Detrás de SULI hay varios tipos de impacto. Para mi el primero y el más importante es la democratización de la energía y su impacto social", dice Maca Pola, socia fundadora de SULI Lab.  "No solo para aquellas personas que no tienen acceso a ella, sino el impacto de que todos podríamos tener, a muy bajo costo, un módulo de  energía solar, que en el futuro puede ser de muchas otras fuentes de energía, y que permite iluminarnos y quizás cuantos otros usos cubrir".

hfczx4yhnydgmkswzbjp
Este 2015 es el Año Internacional de la Luz. Algo que damos por sentado al solo hacer click en el interruptor: la luz. Lamentablemente millones de personas en el mundo no tienen acceso a luz artificial, otros tantos más no tienen acceso a alimentos. La luz no se come, dirá alguno, pero contar con acceso a luz artificial y salir de la oscuridad, es un logro que solo se valora cuando se está en la penumbra, en la sombra, en la marginalidad de no contar con una simple bombilla.  Este Año Internacional de la Luz busca generar consciencia de la significancia de salir de la oscuridad y de la importancia de la luz en la calidad de vida de las familias y comunidades SULI Lab, empresa social chilena, nace con un objetivo: entregar soluciones integrales y sustentables a través de la luz solar. Y lo está logrando, puesto que hace un par de semanas lanzó al mundo,  a través de Indiegogo, su 'sol en la mano', la lamparilla solar multiuso llamada SULI, la cual ya está dando de qué hablar. hcravsfw18luu7j50t9k La luz en toda su magnitud es la fuente de inspiración detrás de tan interesante propuesta desarrollada por la arquitecta Ximena Muñoz, socia de Luxia Lighting; el ingeniero comercial Cristián O´ryan, experto en liderazgo y trabajo con ONG´s; el publicista Matias Casanova, socio fundador de Raya, Inflamable y RayaLab; y la diseñadora Macarena Pola, co fundadora de Micrológica Innovación y Santiago Maker Space.

SULI ilumina Haití

SULI Lab es una startup tecnológica, pero con un enorme enfoque social, de eso no cabe duda. Su entrada en Haití, en un esfuerzo conjunto a América Solidaria,es una prueba de ello. En la comunidad de Boutin, donde actualmente se lleva a cabo el proyecto WASH, que busca proveer agua potable para combatir las altas tasas de cólera que afectan al área de carácter rural donde hoy viven cerca de 3.500 personas, pretende llegar SULI  a solucionar las penumbras y penurias de la pobreza extrema.
"Lo más relevante de esta alianza es que podemos llevar luz a aquellas comunidades vulnerables de Haití, donde estamos trabajando, donde no hay acceso a luz eléctrica, lo que tiene un alto impacto en la vida de esas familias", dice Magdalena Simonetti, Directora Ejecutiva América Solidaria Chile. "Desde América Solidaria creemos firmemente que la solidaridad se puede globalizar y que puede traspasar las fronteras y  la alianza con Suli nos hace mucho sentido".
SULI pretende solucionar esta problemática. ¿Cómo? Para construir las primeras 500 SULI Lamp, la empresa en conjunto a la plataforma de crowdfounding Indiegogo, lanzaron una campaña con el fin de recaudar fondos para llevar luz a Haití.

Múltiples usos

" Veo un gran producto en la SULI, es un dispositivo increíble con una gran versatilidad de usos, que ayuda a la gente a ser más sustentable en sus diferentes estilos de vida y en lo que decidan hacer", dice  Anastasiya Litvinova, Directora de Agora Partnerships en Chile, organización que está apoyando a SULI en su llegada a Haití. "La SULI se puede usar para iluminar un jardín, una habitación, en actividades al aire libre, adosados a bicicletas, cascos, entre otros muchos usos, y esperamos que con la campaña de crowdfunding pueda crecer".

Tal como dice Anastasiya, la SULI, además de entregar luz a zonas carentes de este vital recurso, es un dispositivo creado para ser adaptado y utilizado en diferentes situaciones. Incluso se puede adosar a una botella de plástico, a ventanas, a cascos, a antorchas de jardín, puedes iluminar tu tienda de campaña o hacer un singular paisajismo luminoso.

"Creo que cuando uno tiene un producto electrónico como la Suli, que requiere de una carcasa de plástico, que tiene conectores internos,  que es un producto en sí mismo, ya permite una primera etapa en donde no es necesario entrar al producto para poder  'customizarlo' y desarrollarlo", dice Pola. "En mi perspectiva creo cada día menos  en las patentes cerradas y en la propiedad sobre los objetos físicos y sí creo que si logramos masificar este producto estaremos pensando y preguntando a las personas, cómo hackeamos una Suli, o cómo entramos a desarrollar nuevas aplicaciones. Por eso el crowdfunding es importante, porque para mi la creación es también co-creación, tenemos que confiar en las personas, en los usuarios y en el público objetivo y las personas que usarán estas luminarias, que también puedan proponer y co-crear junto a nosotros en el futuro".

suli_macapola

Macarena Pola, socia fundadora de SULI Lab