Showing posts from tagged with: educacion

Chilecon Valley: ¿por qué no exportamos tecnología? (y cómo podemos solucionarlo)

Escrito por Juan Reyes en Blog, Casos de estudio, Hardware, Diseño & Makerspace, High Tech, Innovación, Negocios, Startups, Tech | 0 Comentarios

11.09.17

Somos los primeros productores de cobre a nivel mundial y un país rico en recursos naturales, sin embargo aún nos falta cultivar el recurso más importante del siglo XXI: el conocimiento ¿Qué nos distancia de los países que producen software, vehículos y computadores? Desde hace tiempo que me vengo preguntando por qué en Chile no nacen empresas del calibre de Intel, Apple o Samsung. La tecnología llega rápido a nuestro país y es común ver a la gente con aparatos electrónicos de última generación, pero no nos engañemos: aquí difícilmente nacen herramientas de impacto mundial, somos meros usuarios de las maravillas que provienen de otros países. ¿Qué habría pasado si unos emprendedores chilenos hubiesen creado Facebook?, ¿habría sido posible lograr el mismo éxito? He tenido la oportunidad de discutir esto con científicos, empresarios y empleados públicos. He encontrado diversas perspectivas, pero no una respuesta que me deje tranquilo. Somos los líderes mundiales en producción de cobre, eso indudablemente nos ha permitido “quedarnos en los laureles”, pero si el cobre comienza a bajar nos ponemos nerviosos ¿acaso no aprendimos de lo que nos pasó con el salitre?

El conocimiento es más valioso que los recursos naturales

Un país con ciudadanos inteligentes, crea riqueza y prosperidad; hay países que con escasos recursos naturales, como es el caso de Japón o Singapur, logran mucho más que otros “ricos” en petróleo y cobre. En estas economías el mayor capital es el conocimiento: un recurso que no se agota y que crece como el interés compuesto. Alrededor de la mitad de lo que exportamos corresponde a cobre; mientras que los países que admiramos exportan vehículos, aviones y computadoras. No menosprecio el quehacer de la minería, pero creo que es una pésima estrategia poner todos los huevos en esa canasta. Si para el año 2050 el sueldo de Chile sigue siendo principalmente el cobre, nos habremos farreado una oportunidad. En paralelo a la explotación de los recursos naturales, tenemos que sentar las bases para que el país pueda exportar mucho más que materias primas en el futuro. En países como Corea del Sur, Japón, Alemania, Estados Unidos y Finlandia se gasta entre el 2 y el 4% del producto interno bruto en investigación y desarrollo. En Chile, un tímido 0.4%. A esto sumemos que tienen una mejor infraestructura, y su población una mejor formación. En estos entornos hay también más redes de apoyo, se crea una atmósfera en la que, gracias a casos de éxito previos, hay una mayor disposición a invertir grandes sumas de dinero para hacer escalar una empresa tecnológica y asumir los riesgos que este tipo de inversiones conlleva. En los países más avanzados, hay aproximadamente entre 4.000 y 8.000 científicos por millón de habitantes, en Chile apenas 427. Además de que son pocos, les pagamos mal y terminan yéndose a los países líderes - fuga masiva de cerebros -. Este es uno de los factores que hace que en nuestro país sea tan difícil que nazcan empresas de la talla deIntel ¿quién aportaría el conocimiento duro que se necesita? Las personas más idóneas, probablemente se fueron a hacer un doctorado o directo a trabajar a EEUU y lo más probable, es que no regresen.

La fuerte relación entre empresas y universidades

chrysalis cuantum

Crédito foto: http://www.cqc2t.org

Si revisamos rankings de las mejores universidades del mundo, los países más avanzados, nuevamente figuran en la lista. Pareciera que hay una correlación entre el nivel de sus invenciones y la calidad de su educación. Las empresas más innovadoras, necesitan de buenas universidades de donde conseguir a las personas que las componen. Por ejemplo Google consigue a gran parte de sus empleados de la Universidad de Stanford, una de las mejores universidades del mundo que - claro está - forma a personas altamente calificadas. Lo mismo ocurre con Apple, que atrae a profesionales de la Universidad de Berkeley, nuevamente una universidad líder a nivel mundial conectada a una empresa innovadora. Esto no es una coincidencia, es una relación necesaria. Crear productos de impacto mundial, es más fácil si tienes a las universidades de elite cerca tuyo. Si tuviésemos en Chile o Sudamérica universidades de la talla de Stanford, serían muy distintas las cosas. Porque cuando muchas personas bien preparadas se concentran en un mismo lugar, comienzan a aparecer empresas, productos y nuevas fuentes de trabajo. Las empresas a su vez, muchas veces reúnen las condiciones para que las personas desarrollen al máximo su potencial. Por ejemplo, Appledebe parte de su éxito a que existía otra empresa genial llamada Hewlett-Packard, que tenía el ambiente propicio para que un joven Steve Wozniak pudiese desarrollar el talento requerido para crear un computador. Otro caso notable es el de Nokia, empresa que tuvo tal nivel de importancia en Finlandia, que sus movimientos representaban un 4% del PIB y un 21% de las exportaciones del país. Algunos podrán argumentar que es un país demasiado pequeño, pero exporta cantidades comparables a Chile. Nokia tuvo un gran impacto económico, pero no solo se limitó a ello, se integró con el país a fin de satisfacer la creciente mano de obra que necesitaba. Creó centros de entrenamiento para formar a los técnicos más capaces que su país podía brindar - si bien la empresa perdió su liderazgo - dejó el nombre de Finlandia posicionado en todo el mundo.

Atracción y retención del talento

Formar grandes profesionales es un proceso lento y para qué hablar de los científicos. Por ello una parte de la ecuación está en la capacidad de atraer gente preparada desde otros países. EEUU es un gran ejemplo de la fuerza que pueden traer las grandes mentes a un país, independientemente de su procedencia. Desde el año 2000, según Forbesun 40% de los premios nobel norteamericanos son científicos inmigrantes. Existe ya un antecedente histórico algo oscuro: terminada la segunda guerra mundial, EEUU integró a varios científicos alemanes a sus filas. En este caso, ni siquiera se consideró el pasado de algunos de ellos; una decisión éticamente cuestionable. Si queremos que algún día Chile tenga empresas generando tecnologías de alto calibre, vamos a tener que atraer a gente muy preparada desde otros países y además, crear las condiciones para que los chilenos más capaces se quieran quedar acá. Hoy es la tecnología el eje central que mueve al mundo, la automatización avanza a pasos agigantados y la población tiene una relación cada vez más estrecha con los computadores. En consecuencia la prosperidad de un país depende cada vez más de su capacidad para generar y aplicar el conocimiento. Para aumentar esta capacidad, sirve la misma estrategia que se usa para crear un gran equipo de fútbol: te traes a los mejores jugadores del mundo. En este caso los jugadores son los científicos y especialistas; los equipos son las universidades y los goles son las empresas de alto impacto mundial. La buena noticia es que en nuestro país ya comienzan a aparecer organizaciones que buscan justamente eso, potenciar y atraer talento. Un ejemplo de ello es Start-Up Chile: que busca posicionarnos como un polo de emprendimiento tecnológico y de innovación a nivel global. Teniendo sus puertas abiertas, no solo para chilenos, sino que para emprendedores de todo el mundo.Necesitamos más iniciativas en esta línea para algún día exportar tecnología. Además, hay que reconocer que hoy Chile destaca a nivel mundial por su inversión en emprendimiento y cantidad de startups.

La clave está en la educación

Chrysalis intel chip

Crédito imagen: Intel

Si queremos asegurar el futuro de Chile, tenemos que mejorar la calidad de la educación. En ese contexto, Singapur es un ejemplo: en solo una generación logró pasar de un país subdesarrollado a contar con unos de los mejores sistemas educacionales y un próspero desarrollo económico (pueden leer más al respecto aquí). Pasamos más de una década de nuestra vida abocados a estudiar, años durante los cuales nuestras capacidades físicas e intelectuales están en su mejor momento. Lo que ocurre en ese período de nuestra vida, determina directa o indirectamente lo que hacemos en las décadas restantes. Si lo llevamos a nivel país, lo que ocurra con los millones de estudiantes que hoy se forman en el sistema educacional, determinará en gran medida las fortalezas y debilidades de los millones de trabajadores que harán este país funcionar. Por eso es tan importante que elevemos la calidad de la educación. Los estudiantes chilenos no obtienen buenos resultados en relación a otros países y al igual como nos ocurre con las horas de trabajo, tenemos promedio elevado de horas de clases, pero un bajo rendimiento. Acorde a las brechas que tenemos con los países de la OCDE, parte del trabajo pendiente es:
  • Reducir la cantidad de alumnos por profesor
  • Mejorar las condiciones laborales de los profesores
  • Fomentar el desarrollo técnico profesional
No basta con destinar los recursos, también hay que trabajar para que se gasten eficientemente y realmente lleguen a impactar lo que ocurre en la sala de clases. La prioridad del país debe estar en potenciar las capacidades intelectuales de sus ciudadanos, creando mejores condiciones para la educación, atrayendo y reteniendo el talento. El país ha avanzado montones en muchas materias, hoy podemos decir que tenemos más oportunidades que las que tuvieron nuestros abuelos. No obstante, aún queda bastante por avanzar en educación. Sobre todo en este momento de la historia, cuando el conocimiento se convierte en el recurso más importante y estratégico.

¿Cómo crees que se podría evitar la "fuga de cerebros"? ¿Qué tecnologías podríamos exportar?

  Juan Reyes es co fundador de Yoy Simulators y habitual columnista de tecnología en El Definido

Educación, coordinación y tecnologías: las 3 claves para mitigar daños ante desastres naturales

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

24.10.16

Gracias a nuevos proyectos de recolección y procesamiento de data sobre el comportamiento de nuestro planeta y sus pobladores, estamos intentando hacer frente a toda una avalancha de desastres naturales que tarde o temprano volverán a azotar, sea en Chile, Japón o Perú. Alertas tempranas, monitoreo en tiempo real, colaboración internacional, mayor educación de la población, especialmente desde edades tempranas, tecnologías de punta para la colaboración, nuevas técnicas de construcción anti sísmicas (asombrosas), son solo una pequeña muestra de lo que pudimos conocer en el Seminario Chile Alerta, “Innovación para la prevención y recuperación del país en los desastres naturales”, que se realizó el pasado jueves 20 de octubre en el Aula Mayor del edificio IBC de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

ESTE SEMINARIO SIRVIÓ PARA LANZAR OFICIALMENTE LA CONVOCATORIA #CHILEALERTA QUE FINALIZA EL 6 DE NOVIEMBRE PRÓXIMO. INFÓRMATE DE CONDICIONES, MONTOS Y PROYECTOS A APOYAR EN ESTE LINK

Como habitantes del mismo ecosistema tenemos ante nuestros ojos toda una montaña de datos provenientes del mundo físico que puede ser de gran utilidad para la prevención, detección y mejor respuesta ante los variados desastres naturales que ocurren cada cierto tiempo en Chile y el mundo. Lo curioso, y preocupante, es que dicha data hasta hace algunos años, solo era materia de algunos visionarios que la recolectaban e intentaban usarla en beneficio de todos. Hoy en día, el desarrollo de la TI ha permitido que esta información esté al alcance de casi todos los gobiernos del mundo. Chile es uno de ellos. Sin embargo, aún hay ripios por mejorar y emergencias que atender.

chrysalis-seminario-chile-tsunami-2015

Visualización de la onda expansiva del maremoto de Chile del 2015 en el norte chico

"Para responder a la emergencia es muy importante la preparación previa. Nuestro trabajo, que se ve como una respuesta, está sustentado por todo un proceso que es previo y que luego de un desastre también tiene un proceso de reflexión y de lección aprendida", dice Víctor Orellana, Sub Director Nacional de Onemi, quien expuso durante el Seminario. "Entonces todo ese ciclo debe irse articulando con distintas herramientas donde el desarrollo de las tecnologías es un canal muy relevante, sobre todo para efectos de las comunicaciones. Este es un insumo vital. Muchas veces luego de un desastre resulta más importante saber qué pasó con su pariente, incluso que tener alimentación o refugio, por ejemplo. Las tecnologías tienen un valor muy relevante sobre cómo lograr que la red de comunicaciones se restablezca lo más rápido posible luego de un desastre".

chrysalis-seminario-6

Víctor Orellana de Onemi en primer plano e Ignacio Cuevas, Gerente de Chrysalis sede Valparaíso

Orellana señala que los sistemas de monitoreo de las amenazas son también fundamentales, y en este punto no se requieren grandes infraestructuras o tecnologías, puesto que existe toda una línea de micro sensores y sensores de bajo costo, que a través de desarrollos tecnológicos masivos, podrían generar una capa de recursos importantes para poder estar mucho más atentos ante una posible emergencia.

"Ahora, para todo lo que involucra la reconstrucción y rehabilitación, todo lo que son tecnologías destinadas a mejorar y reparar las cosas que sufrieron algún daño, también hay avances. La oportunidad que entrega un desastre es también poder reconstruir mejor que como estaba antes. Cada uno de estos eventos puede significar una oportunidad para que el desarrollo tecnológico ayude a dejar mejor preparado una infraestructura o una comunidad para el próximo desastre", apunta el ejecutivo de Onemi.

La data es fundamental. Y esto es lo que Jorge León del centro de investigación Cigiden nos dejó muy claro. Toda la experiencia de los terremotos y tsunamis que azotaron Chile el 2010 (centro-sur) y el 2015 (norte chico) han permitido a este centro desarrollar modelos de simulación y predicción de, por ejemplo, cómo debe evacuar la población de Viña del Mar ante un maremoto. Los datos están y son recolectados de múltiples fuentes en todo el mundo, pero la clave está en sacar la inteligencia de ellos y, en base a datos históricos, empíricos y a estudios en terreno, poder elaborar modelos predictivos que ayuden a las personas.

chrysalis-seminario-7

Jorge León de Cigiden

"A contar del 2016 y hasta el 2021 la idea es mover el foco del análisis (sin dejar de lado las otras) a otras áreas metropolitanas, como Valparaíso y Viña del Mar. Por lo tanto, estamos en una etapa inicial de levantamiento de condiciones de vulnerabilidad en esta zona. Luego de aquello se pasa a una etapa de sugerencias de medidas de mitigación. El estero de Viña es un tema en sí mismo", dice Jorge, mostrando en las simulaciones que un terremoto de una magnitud considerable, y con ciertas características, generará un maremoto que sí o sí ingresará por el estero de Viña. "Eso es un hecho".

La educación como gran inversión

"Para nosotros ahora lo principal es la educación. Nos hemos dado cuenta de que una de las falencias más grandes que tiene el ciudadano de Valparaíso es la falta de educación con respecto a la prevención y con respecto al actuar en caso de una emergencia. Claramente, si no somos capaces de traspasar toda la información que nosotros sí conocemos y manejamos (como unidad de emergencias), a la gente que realmente lo necesita, todos fracasamos", dice Ricardo Valdés de de la Municipalidad de Valparaíso.

chrysalis-seminario-4

Ricardo Valdés de la I. Municipalidad de Valparaíso

Por ello que este 2016, señala Ricardo, así como el próximo año, estarán centrados en la educación y en la creación de algún proceso producto de la incorporación de mayor educación en la población.

"Pienso que la educación es la base para todo en este momento. Tanto formal como informal, desde jardín infantil, las escuelas y la universidad, y la educación informal como la información que se le puede dar a la gente en sus comunidades es fundamental", dice Paola Moraga, Ingeniero en Construcción de la PUCV y experta en temas ligados a la educación en temas de control de desastres y gestión del riesgo en la educación.

chrysalis-seminario-5

Paola Moraga de la PUCV

Paola tuvo la gran experiencia de viajar a Japón y ver cómo allí la educación es la base de toda la estrategia nacional ante desastres. Desde los 3 años, en el jardín infantil, se les comienza a inculcar a los niños que los terremotos y maremotos, están en el alma del país y que tarde o temprano les tocará vivir uno. Por lo mismo, la prevención parte por ellos. Además, como sociedad, Paola señala que el recuerdo de las tragedias ayudan a superar el trauma y el dolor. La construcción de museos sobre los desastres son comunes y allí la gente puede ir a informarse y a recordar a a quienes perecieron en tales hechos.

Aislamiento sísmico de la compañía chilena Sirve: bailando sobre el terremoto

Sin duda, lo mostrado por Henry Sady de la compañía nacional Sirve fue la guinda de la torta.

Se trata de la tecnología utilizada con éxito por la compañía nacional, denominada aislamiento sísmico y que, en palabras simples, son estructuras circulares de metal con goma, parecidas a tortas, que se insertan en los cimientos de las edificaciones, aislando la estructura del suelo. El resultado: el edificio se menea suavemente, minimizando notablemente los daños de la estructura, la percepción del movimiento y el caos.

"En general todas las tecnologías que discutimos, especialmente la del aislamiento sísmico, redundan en un mejor comportamiento de las estructuras que están protegidas por estas tecnologías, especialmente infraestructura crítica como hospitales y otras de vital importancia, lo que se manifiesta en un mayor bienestar para la población", dice Henry.

chrysalis-seminario-3

Henry Sady de la compañía Sirve

Esta tecnología permite a hospitales, cuarteles de bomberos, entre otros actores de importancia durante una emergencia, además del caso de las mismas personas y los edificios habitacionales, tener el beneficio de que estas personas no quedarán traumatizadas después de un terremoto, ni daños sicológicos. "En el fondo, son muchas las formas, desde lo económico hasta lo sicológico, en que estas nuevas tecnologías ayuda a las personas que habitan estas estructuras", dice Sady.

"Con lo que hoy le cuesta al país la ocurrencia de un desastre natural, hablamos de más del 1% del PIB anual, incorporar dinero en minimizar esos daños va en directo beneficio del propio estado y de las personas, es decir, como sociedad es rentable invertir en este tipo de tecnologías", finaliza el ingeniero.

chrysalis-seminario-chile-alerta-3

Gasto mundial a causa de los desastres naturales

Una red global interconectada y en constante alerta

"Cuando se registra un tsunami importante en Chile o en el otro lado del Pacífico, o en Perú, Ecuador...inmediatamente surge una amenaza para nuestro país. Por ello que nosotros sustentamos y construimos redes de cooperación con los sistemas de monitoreo global, con el centro de tsunamis del Pacífico de Hawai, Japón, Australia y todos los países que formamos parte del cordón de fuego del pacífico", apunta Orellana de la Onemi.

Orellana aclara que cuentan con todas las conexiones de internet y satelitales que les alertan de lo que está ocurriendo en tiempo real en todo el mundo, y en la evantualidad de una caída (blackout) cuentan con un respaldo.

"A nivel de redes sismológicas tenemos redes interconectadas en tiempo real con Argentina, Perú, Ecuador, Colombia. El mundo es uno solo y estas redes de información y de comunicación operan como una gran red de protección local y global", dice el ejecutivo de la Onemi.

"Los grandes desastres no reconocen fronteras", finaliaza Orellana.

ATIX participa en SIE 2015, el encuentro que reúne a los principales actores de la educación

Escrito por Jamie Stewart en Noticia | 0 Comentarios

26.08.15

La plataforma que facilita el trabajo de profesores y les permite concentrarse en la calidad de sus estrategias educativas, tuvo la posibilidad de darse a conocer en el principal encuentro de expertos, organizaciones y proveedores ligados al sector educativo.

El Salón Internacional de la Educación (SIE), es uno de los eventos e instancias más importantes del país, que reúne a sostenedores, directores y profesores, en torno a los distintos debates que atañen a la educación, como también a las diferentes ofertas, metodologías y nuevos paradigmas que existen para mejorar sus procesos y objetivos.

La 8° versión de este encuentro, se realizó los días 20 y 21 de agosto en Santiago, contando con la presencia de destacados expertos que pudieron desarrollar diversas charlas y talleres, además de reconocidas empresas, editoriales y marcas que entregan servicios al mundo de la educación, quienes participaron de la actividad.

ATIX, la startup incubada en Chrysalis, que ofrece a los docentes la posibilidad de tener un apoyo en las evaluaciones que éstos realizan, a través de una completa plataforma que entrega la oportunidad de crear pruebas estandarizadas por medio de un completo banco de preguntas, participó en este evento con gran éxito.

Nicolás Ibarra, uno de los emprendedores de ATIX comenta que la plataforma “tuvo una excelente recepción por parte de los colegios y profesores, pudiendo levantar alrededor de 40 cotizaciones de colegios y un importante número de registros en la aplicación”. Los profesores que pudieron acercarse al stand y conocer de cerca el sistema se vieron sorprendidos por sus características, nivel de información y la gratuidad del modelo para usuarios.

Sostenedores y directores de colegios tuvieron una muy buena apreciación de la posibilidad de generar pruebas personalizadas a partir del banco de preguntas que posee la plataforma de ATIX. "Muchos de ellos nos contaban su molestia con la competencia, que ofrecen instrumentos descontextualizados a lo que se exige y con precios poco razonables”, agrega Nicolás.

En cuanto al mercado, el emprendedor explicó que las empresas que compiten directamente con su oferta, también demostraron su curiosidad e interés por ATIX, pidiéndoles incluso la posibilidad de generar reuniones y así dar a conocer mejor la plataforma.

atix_web

Una experiencia que los valida

Nicolás comenta que tras la participación de ATIX en el SIE 2015, pudieron ratificar que su labor se “ajusta a las necesidades actuales de los colegios y profesores”. El equipo de este emprendimiento había asistido anteriormente a este encuentro, pero solo como espectador. Ahora, con una madurez en su producto y en su modelo de negocios, el equipo decidió participar activamente por primera vez, teniendo la posibilidad de acercarse a su segmento específico de clientes.

Cada uno de los miembros de ATIX pudo corroborar que los potenciales usuarios de su servicio valoran que el currículum escolar esté cargado en su sistema, que los profesores tengan la posibilidad de contar con la información necesaria para la creación de sus pruebas y ahorren tiempo en pequeños detalles como la escritura de una fórmula, como también, que se pudiesen diseñar pruebas personalizadas. Cada una de estas características, corresponden al servicio único que ofrece ATIX, lo que fue muy bien recibido por el público del SIE 2015.

ATIX: Un sistema tecnológico para mejorar el rendimiento escolar

Escrito por Jamie Stewart en Noticia | 0 Comentarios

01.08.14

Una de las principales dificultades del sistema educativo chileno es el poco tiempo que tienen sus profesionales para la preparación de materiales e instrumentos evaluativos, que les permitan tener un diagnóstico claro de la realidad de sus estudiantes. Además, las carencias del Sistema de Medición de la Calidad de la Educación (SIMCE), impiden conocer en profundidad y oportunamente los aprendizajes de los estudiantes. Ambas problemáticas, fueron evidenciadas en los resultados arrojados en la Evaluación Docente 2013

Conscientes de esta realidad un grupo de jóvenes profesionales de San Felipe, apoyados por Chrysalis, la Incubadora de Negocios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Corfo, han levantado ATIX, un sistema de monitoreo del rendimiento escolar.

Este innovador proyecto, consiste en una plataforma web que, por medio de pruebas de nivel, permiten monitorear de manera constante, profunda y sistematizada, las fortalezas y debilidades de los estudiantes. Este sistema es capaz de capturar información del desempeño de los alumnos, en tan solo dos horas, generando indicadores de aprendizajes individuales y grupales.

Los instrumentos evaluativos que genera ATIX son dirigidos hacia el área del lenguaje y matemáticas, basándose en los contenidos, habilidades y aprendizajes establecidos en el currículum nacional vigente, definidos por el Ministerio de Educación, del Gobierno de Chile.

“Una radiografía del avance de los estudiantes”

En la actualidad ATIX está siendo utilizado por más de 450 estudiantes de diferentes regiones, realizándose más de 682 pruebas a nivel nacional.  Los profesores ingresan a la plataforma en promedio tres veces por semana, lo que da cuenta de una apropiación por parte de ellos de la utilidad de la plataforma.

Millaray Blaset, profesora del Colegio Golda Meir, de Lo Prado, explica que el tiempo que  dedica a realizar las evaluaciones de sus estudiantes es escaso, ya que se hace necesario evaluarlos de manera constante. Como usuaria de ATIX, esta docente comenta que el sistema “muestra una radiografía de cómo van avanzando nuestros alumnos, por lo que si se ve que alguno quedó estancado, se toman medidas para ayudar al grupo curso y repasar aquellos contenidos que son deficientes”.

Del mismo establecimiento el profesor de matemáticas, Sebastián Sandoval, comenta que utilizando este sistema ha podido aumentar el desempeño de sus alumnos en un 35%, ya que ha detectado las fortalezas y debilidad de sus estudiantes en esta materia. Por otra parte, Óscar Valenzuela, profesor de Historia del Colegio María Auxiliadora de Valparaíso, señala que el servicio de ATIX ofrece un “banco de preguntas validadas, lo que permite seguir contando con recursos que permitan llegar a fuentes históricas, así como también a prácticas colaborativas entres los docentes”.

ATIX, un sistema innovador para la educación

Mediante la rendición de pruebas online con esta plataforma, es posible mejorar la experiencia de profesores y estudiantes, gracias al ambiente dinámico que posee la plataforma, tal y como si estuviesen interactuando en una red social.

Al utilizar ATIX, los resultados de las evaluaciones se traducen en detalladas gráficas, por estudiante y curso, pudiendo realizar un seguimiento de éstos a lo largo del año escolar. Además, permite compararlos con otros establecimientos unidos a la red de esta plataforma, la cual está disponible las 24 horas del día, durante toda la semana.

Los datos entregados por ATIX, entregan un registro histórico de la evolución académica de los estudiantes. Lo anterior, otorga la oportunidad de que el docente tenga aún más tiempo y recursos para diseñar mejores estrategias educativas para el desarrollo de sus clases y por ende, el aprendizaje de cada uno de sus estudiantes.

Para conocer de mejor manera el sistema y obtener más información ingresa a www.atix.me