Showing posts from tagged with: Silicon Valley

Metric Arts expondrá su tecnología en ‘la meca’ de la inteligencia artificial

Escrito por Chrysalis en Noticia | 0 Comentarios

21.02.18

La compañía chilena Metric Arts, miembro de la cartera de Chrysalis, expondrá en la mayor conferencia mundial sobre Inteligencia Artificial y Deep Learning con su trabajo “AstroCV - A Computer Vision library for Astronomy”. Hablamos de la conferencia “GPU Technology Conference” (GTC), la mayor conferencia global sobre Inteligencia Artificial y Deep Learning organizada por NVIDIA, la cual se desarrollará desde el 26 de Marzo próximo en Silicon Valley.

En ella se expondrán temas como conducción autónoma, ciudades inteligentes, GPU, computación de alto rendimiento (HPC), realidad virtual, videojuegos, entre otras tecnologías.

“Las aplicaciones astronómicas se han convertido en un laboratorio excepcional para el desarrollo de innovación”, dice Patricio Cofre, Gerente General de Metric Arts. “Actualmente estamos incluyendo en nuestros productos basados en visión computacional, que abarcan aplicaciones como el control de la evasión en el transporte, medición automática de tiempos de espera, o el control de uso de implementos de seguridad laboral”.

AstroCV es un software de visión computacional de código abierto para el procesamiento y análisis de datos astronómicos de gran tamaño, permitiendo el reconocimiento, segmentación y clasificación de Galaxias y se puede entrenar para otros objetos astronómicos, como estrellas y planetas.

andromeda-galaxy-755442_640

Se basa en técnicas de aprendizaje automatizado (redes neuronales profundas) y como tal, requiere de un gran volumen de datos para generar este aprendizaje, así como una gran capacidad de cómputo, lo que actualmente puede lograrse utilizando unidades gráficas de procesamiento (GPU).

Roberto González, Doctor en astronomía, co-desarrollador del software y parte del equipo de Metric Arts, indica que, “trabajar con código abierto ha sido fundamental para potenciar la calidad del software, programado en el lenguaje C++ y arquitectura CUDA”. Según González, utilizar un lenguaje de bajo nivel tiene la particularidad de ser más eficiente, por interactuar directamente con el hardware y así obtener un mejor rendimiento.

La empresa cuenta con apoyo de CORFO, Chrysalis la incubadora de negocios de la PUCV, ProChile, NVIDIA y Microsoft, partners con quienes está trabajando su plan comercial y de internacionalización. La empresa buscará también durante el 2018 crear el primer meetup chileno en computación de alto desempeño (HPC por su sigla en inglés).

Santiago,_Microsoft,_not_Ottobock_(15249572471)

“Este tipo de aplicaciones no resultaba posible hace 10 o incluso 5 años atrás, ya que las capacidades de procesamiento requeridas eran simplemente muy costosas y cada pequeño cambio requería de mucho trabajo manual”, dice Francisco Bravo, Gerente de Innovación de Metric Arts. “Hoy los GPUs modernos nos entregan una flexibilidad y capacidad de cómputo sin precedentes, permitiendo desarrollar una solución que, por ejemplo clasifique galaxias, pero que puede de manera flexible entrenarse para identificar personas u objetos en distintos contextos, entregando resultados en tiempo real”.

Barry Katz nos explica que la revolución del diseño radica en cómo este mejora la experiencia humana con la tecnología

Escrito por Pablo Albarracín en Blog, Casos de estudio, Hardware, Diseño & Makerspace | 0 Comentarios

19.12.16

Hace algo más de un año conversamos en Viña de Mar con un personaje de talla mundial que vale la pena recordar... Se trata de Barry Katz, fellow de la prestigiosa firma IDEO, Ph.D de la UCLA, profesor de humanidades y diseño en el Colegio de Artes de California, Consulting Professor in the Design Group, Department of Mechanical Engineering, at Stanford University, y poseedor de una larga trayectoria en la industria del diseño en Silicon Valley, quien nos alertó que el diseño va mucho más allá del uso de la suite de Adobe, la decoración de un espacio, la creación de una pieza de alta costura, de un logo o de la carrocería de un automóvil. Los diseñadores no inventan productos como los ingenieros, pero hacen algo más y es la incorporación a estos productos de la experiencia humana. Regálate un momento y disfruta de esta entrevista con uno de los íconos del diseño y de cómo éste puede modificar (para bien) las relaciones entre las personas y con su entorno.  Les dejamos aquí un resumen de la charla con Barry:

chrysalis-barry-katz-ideo

Crédito foto: Pablo Albarracín Bermúdez / Chrysalis

¿Cómo asimilamos los nuevos dispositivos que nos rodean?

Los dispositivos tecnológicos están integrados totalmente durante las 24 horas de nuestras vidas y cuando tu tienes tecnologías como los smartphones, monitores de parámetros corporales, o tu smartwatch (u otro dispositivo), en tu bolsillo o cuerpo, las expectativas hacia dichos productos se elevan sustancialmente, nunca más los verás como tecnologías con 'rendimientos típicos', porque la experiencia integral de diseño se vuelve crítica en estos casos y creo que esta es la principal capacidad y atributo del diseño en el ecosistema tecnológico de Silicon Valley.

¿Cómo las universidades deben preparar a los profesionales del diseño con esta visión más integral de la profesión?

La verdad es que no sabemos. La educación del diseño está en constate experimentación. Por más de 60 años en Stanford, y mucho más en mi escuela de arte, hemos intentado crear otras disciplinas y currriculum donde el diseño pueda aportar, nuevos proyectos donde el diseño sea relevante. Un ejemplo para ser más concretos. Hace 100 años pudimos contar con la primera generación de productos electrónicos y la magia comenzó.
Como hemos ido cambiado el comportamiento de las personas hacia la tecnología es lo que ha dado pie a la industria del diseño. Con lo digital ocurre lo mismo que ocurrió hace 100 años, ya que estamos modificando el cómo usamos la tecnología, la experiencia está cambiando y se están creando nuevas disciplinas relacionadas al diseño interactivo, por ejemplo.
Cuando la primera generación de productos digitales llegó, la industria del diseño no estaba preparada. Los primeros computadores que llegaron al mercado masivo eran terribles, todos pensaban que eran horribles. Quiero pensar que los diseñadores están esperando frente a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte.
Debemos mantener el pensamiento de ir creando nuevas disciplinas que se nutran del diseño para crear nuevos productos tecnológicios. Y lo más importante, el diseño es fundamental como una disciplina humana, más que una disciplina tecnológica. Los diseñadores no inventan productos como los ingenieros, pero hacen algo más y es la incorporación a estos productos de la experiencia humana, del usuario, tanto desde una visión individual como de la sociedad en general. Y la responsabilidad de educar a los nuevos diseñadores radica en motivarlos a este desafío.

¿En qué etapa de la formación de un diseñador se deben inculcar estos nuevos conceptos?

chrysalis-barry-katz

Crédito foto: Pablo Albarracín Bermúdez / Chrysalis

Es una pregunta muy interesante, porque apunta hacia dónde debemos enfocar nuestra energía. Existe una gran discusión a nivel mundial sobre los Ph.D. en diseño, yo estoy más interesado en la etapa pre escolar, en la niñez . La razón de ello es porque los niños y niñas tienen una creatividad innata y nosotros deberíamos mantener viva esa creatividad y no sería necesario luego tener que enseñarles un Ph. D en diseño , o un master u otro postgrado. Me interesa más la educación temprana que los postgrados, ambas son relevantes, pero los niños son más importantes.

Según su visión, ¿qué tecnologías serán las más relevantes en un futuro cercano?

Difícil pregunta. Primero, porque no existe una tecnología que funcione aislada, hoy en día todas están interconectadas entre sí.
Hay algunas de ellas que me interesan, y una de ellas es la biotecnología. No puedo hacer predicciones, de lo contrario sería rico!, pero estoy seguro que la biotecnología llegará a un punto de maduración en cuanto a nuevos productos, parecido al que tuvieron los computadores en los años 80, donde veremos una amplia gama de productos que no podemos imaginar ahora.
Cosas como partes de nuestros cuerpos, otras que respondan orgánicamente… Hace algún tiempo las consultoras de diseño que trabajan en Silicon Valley dicen que la genética, la química de proteínas, bioquímica y la biología molecular serán las industrias a poner atención; y uno dice entonces: qué haremos con eso!!! Cada vez es más importante para las compañías identificar, no solamente el talento técnico, sino que también el talento creativo, y esto es lo que diferencia a los productos, no la tecnología por sí misma. Cuando la primera generación de productos digitales llegó la industria del diseño no estaba preparada. Los primeros computadores que llegaron al mercado masivo eran terribles, todos pensaban que eran horribles. Quiero pensar que los diseñadores están esperando frente a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte.

Algunos, como Stephen Hawking, Bill Gates o Elon Musk, le temen a la inteligencia artificial, ¿qué opina usted al respecto?

Creo que la inteligencia artificial es lo menos inteligente que hay. A mi modo de ver, todas las tecnologías tienen que ver en cómo los seres humanos interactúan con ella y no que puedan reemplazar la actividad humana, sí complementar, amplificar y mejorar la experiencia humana, pero no reemplazarla.

¿Este mundo hiperconectado eleva o disminuye la capacidad creativa?

La aumenta mucho más. Todo el mundo sabe que en Silicon Valley existe una tremenda competencia entre muy buenos ingenieros, pero más abajo de ellos, hay miles y miles que no pueden acceder a ese mundo y son tanto o más talentosos. La diferencia está en la experiencia que tu tengas y que puedas entregar. Es como ocurre con un smartphone Galaxy y un iPhone, en cuanto a sus características y rendimiento de ingeniería son similares, la diferencia está en la experiencia que se compra. No en el chip de su interior o el color de sus pixeles.
Cada vez es más importante para las compañías identificar, no solamente el talento técnico, sino que también el talento creativo, y esto es lo que diferencia a los productos, no la tecnología por sí misma.
¡Esta es una gran noticia para los artistas!   Crédito imagen principal: paulbourke.net

Ven a conocer las oportunidades de ‘la nación startup’ en el evento Israel Innovation

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

02.10.15

No todo es Silicon Valley. ¿Por casualidad usas Waze para llegar a tu destino? Amamos al valle del silicio, pero no podemos ni debemos imitarlo al pie de la letra. Lo que allí se ha construido ha sido producto de décadas de cooperación universidad-empresa-estado, que difícilmente sea replicable en otro lugar del mundo. Tienen muchas características y dinámicas para materializar las innovaciones que podemos imitar, pero olvidemos de crear el 'Silicon Valley de Valparaíso, Concepción, Santiago o Antofagasta'. Eso no ocurrirá y es una irresponsabilidad mencionarlo. Por otro lado, existen otros polos de innovación en el mundo, tanto o más interesantes que Silicon Valley, y de los cuales también se puede aprender mucho. Finlandia, Singapur, Nueva Zelandia o Israel, asoman como zonas donde el emprendimiento y la innovación sí genera riqueza, transformándose en uno de los principales motores de la economía de sus respectivos países. Es así como Israel, con poco más de 8 millones de habitantes, tiene uno de los aportes del PIB a I+D más altos del mundo, cuenta con cerca de 250 centros de investigación de compañías globales, posee casi 90 empresas en el índice Nasdaq (solo superada por EE.UU. y China) y se ha convertido en la última década en un polo de startups de alcance global y en un atractivo lugar para captar inversión privada. No por nada, Israel es conocido como 'La nación startup'. (Revisa las 25 startups israelíes más renombradas) meetup Israel Innovation Para conocer más de cerca la realidad tecnológica y emprendedora de Israel, así como las oportunidades que engloba, este lunes 5 de octubre se realizará el evento Israel Innovation en Viña del Mar. La cita es de 17 a 18:30 horas en el cowork Housenovo, ubicado en calle Ecuador 85 (esquina Arlegui). INSCRÍBETE GRATIS AQUÍ. El evento detallará el ecosistema de Israel, haciendo un contraste y comparación con Silicon Valley. Dos polos complementarios, que cuentan con grandes oportunidades para innovadores, investigadores, inversionistas, académicos, empresarios y emprendedores que quieran ampliar sus horizontes. Esta actividad contará con la participación  dos speaker. Por un lado tendremos a Nicolle Knüst, Directora de Wunder Group, empresa de soluciones de comunicación y marketing para empresas en proceso de innovación, quien ha trabajado para destacadas empresas del ecosistema de Silicon Valley como son Netflix y Evernote, quien además este año fue parte de la delegación de una gira de negocios en donde conoció desde adentro la cultura de las empresas de tecnología e innovación más emblemáticas de Estados Unidos. Mientras que Daniel Stern, emprendedor serial, Co-Fundador de la Plataforma Israel Innovation Tour y Restartup, es especialista y docente en mercado de capitales, quien además es un gran conocedor de la cultura israelita. “En este Meet Up pueden participar todos aquellos que quieran ampliar sus conocimientos, generar nuevos lazos, conocimiento de empresas, y eventualmente sumarse a la delegación chilena que visitará Israel el próximo 22 de noviembre” señala Daniel Stern, co -fundador de la plataforma Israel Innovation. Para mayor información de la gira de negocios a Israel este 22-29 de noviembre, visita:  http://www.israelinnovationtour.com/ INSCRÍBETE AQUÍ EN EL EVENTO ISRAEL INNOVATION   Crédito fotografía portada: Emol  

B. Katz: «quiero pensar que los diseñadores están esperando frente a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte»

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

08.09.15

Conversamos durante el pasado MeetLatam Valparaíso con Barry Katz, fellow de la prestigiosa firma IDEO, Ph.D de la UCLA, profesor de humanidades y diseño en el Colegio de Artes de California, Consulting Professor in the Design Group, Department of Mechanical Engineering, at Stanford University, y poseedor de una larga trayectoria en la industria del diseño en Silicon Valley, quien nos alertó que el diseño va mucho más allá del uso de la suite de Adobe, la decoración de un espacio, la creación de una pieza de alta costura, de un logo o de la carrocería de un automóvil. (Conoce más de Barry en este link)

Los diseñadores no inventan productos como los ingenieros, pero hacen algo más y es la incorporación a estos productos de la experiencia humana.

  Acá un resumen de la charla con Barry:  

¿Cómo asimilamos los nuevos dispositivos que nos rodean?

Los dispositivos tecnológicos están integrados totalmente durante las 24 horas de nuestras vidas y cuando tu tienes tecnologías como los smartphones, monitores de parámetros corporales, o tu smartwatch u otro dispositivo, en tu bolsillo o cuerpo, las expectativas hacia dichos productos se eleva sustancialmente, nunca más los verás como tecnologías con rendimientos típicos', porque la experiencia integral de diseño se vuelve crítica en estos casos y creo que esta es la principal capacidad y atributo del diseño en el ecosistema tecnológico de Silicon Valley.

¿Cómo las universidades deben preparar a los profesionales del diseño con esta visión más integral de la profesión?

La verdad es que no sabemos. La educación del diseño está en constate experimentación, por más de 60 años en Stanford y mucho más en mi escuela de arte, hemos intentado crear nuevas disciplinas y currriculum donde el diseño pueda aportar, nuevos proyectos donde el diseño sea relevante. Un ejemplo para ser más concretos. Hace 100 años pudimos contar con la primera generación de productos electrónicos y la magia comenzó. Como hemos ido cambiado el comportamiento de las personas hacia la tecnología es lo que ha dado pie a la industria del diseño. Con lo digital ocurre lo mismo que ocurrió hace 100 años, ya que estamos modificando el como usamos la tecnología, la experiencia está cambiando y se están creando nuevas disciplinas relacionadas al diseño interactivo, por ejemplo.

Cuando la primera generación de productos digitales llegó la industria del diseño no estaba preparada. Los primeros computadores que llegaron al mercado masivo eran terribles, todos pensaban que eran horribles. Quiero pensar que los diseñadores están esperando frente  a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte.

Debemos mantener el pensamiento de ir creando nuevas disciplinas que se nutran del diseño para crear nuevos productos tecnológicios. Y lo más importantes, el diseño es fundamental como una disciplina humana, más que una disciplina tecnológica. Los diseñadores no inventan productos como los ingenieros, pero hacen algo más y es la incorporación a estos productos de la experiencia humana, del usuario, tanto desde una visión individual como de la sociedad en general. Y la responsabilidad de educar a los nuevos diseñadores radica en motivarlos a este desafío..

¿En qué etapa de la formación de un diseñador se deben inculcar estos nuevos conceptos?

Es una pregunta muy interesante, porque apunta hacia dónde debemos enfocar nuestra energía. Existe una gran discusión a nivel mundial sobre los Ph.D. en diseño, yo estoy más interesado en la etapa pre escolar, en la niñez . La razón de ello es porque los niños y niñas tienen una creatividad innata y nosotros deberíamos mantener viva esa creatividad y no sería necesario luego tener que enseñarles un Ph. D en diseño , o un master u otro postgrado. Me interesa más la educación temprana que los postgrados, ambas son relevantes, pero los niños son más importantes.

Según su visión, ¿qué tecnologías serán las más relevantes en un futuro cercano?

Difícil pregunta. Primero, porque no existe una tecnología que funcione aislada, hoy en día todas están interconectadas entre sí. Hay algunas de ellas que me interesan, y una de ellas es la biotecnología. No puedo hacer predicciones, de lo contrario sería rico!, pero estoy seguro que la biotecnología llegará a un punto de maduración en cuanto a nuevos productos, parecido al que tuvieron los computadores en los años 80, donde veremos una amplia gama de productos que no podemos imaginar ahora. Cosas como partes de nuestros cuerpos, otras que respondan organicamente... Hace algún tiempo las consultoras de diseño que trabajan en Silicon Valley dicen que la genética,  la química de proteínas, bioquímica y la biología molecular serán las industrias a poner atención; y uno dice entonces: qué haremos con eso!!!

Cada vez es más importante para las compañías identificar, no solamente el talento técnico, sino que también el talento creativo, y esto es lo que diferencia a los productos, no la tecnología por sí misma. 

Cuando la primera generación de productos digitales llegó la industria del diseño no estaba preparada. Los primeros computadores que llegaron al mercado masivo eran terribles, todos pensaban que eran horribles. Quiero pensar que los diseñadores están esperando frente  a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte.

Algunos, como Stephen Hawking, Bill Gates o Elon Musk,  le temen a la inteligencia artificial, ¿qué opina usted al respecto?

Creo que la inteligencia artificial es lo menos inteligente que hay.  A mi modo de ver, todas las tecnologías tienen que ver en cómo los seres humanos interactúan con ella y no que puedan reemplazar la actividad humana, sí complementar, amplificar y mejorar la experiencia humana, pero no reemplazarla.

¿Este mundo megatecnologizado eleva o disminuye la capacidad creativa?

La aumenta mucho más. Todo el mundo sabe que en Silicon Valley existe una tremenda competencia entre muy buenos ingenieros, pero más abajo de ellos, hay miles y miles que no pueden acceder a ese mundo y son tanto o más talentosos. La diferencia está en la experiencia que tu tengas y que puedas entregar. Es como ocurre con un smartphone Galaxy y un iPhone, en cuanto a sus características y rendimiento de ingeniería son similares, la diferencia está en la experiencia que se compra. No en el chip de su interior o el color de sus pixeles. Cada vez es más importante para las compañías identificar, no solamente el talento técnico, sino que también el talento creativo, y esto es lo que diferencia a los productos, no la tecnología por sí misma. ¡Esta es una buena noticia para los artístas!   Crédito fotos: Pablo Albarracín