Showing posts from tagged with: tsunami

#ChileAlerta extiende plazo de postulación hasta el 9 de noviembre de 2016

Escrito por Chrysalis en Noticia | 0 Comentarios

03.11.16

#ChileAlerta, la convocatoria que entrega hasta $60 millones a proyectos que mitiguen impacto de desastres naturales, extiende el plazo para aplicar hasta el próximo miércoles 9 de noviembre del 2016.

Recordemos que #ChileAlerta es una iniciativa que emana desde la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), convocatoria que busca ideas, prototipos y emprendimientos innovadores, que generen soluciones para mejorar la prevención, predicción, comunicación y reacción, tanto antes, durante y tras la ocurrencia de algún desastre natural dentro del territorio nacional.

Pueden postular personas naturales, emprendedores y startups de todo Chile, que se enfoquen en soluciones orientadas a la gran variedad de emergencias y desastres que afectan cada cierto tiempo al país, como por ejemplo, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, aluviones, deslizamientos de tierras, incendios, inundaciones, marejadas, entre otras.

#ChileAlerta entrega financiamiento de hasta $60.000.000 por cada proyecto, sumado al servicio integral de incubación que otorga la PUCV, a través de Chrysalis, su incubadora de negocios. La convocatoria está abierta hasta el próximo 9 de noviembre a las 23:59 horas. Se postula en línea a través de ESTE LINK. La convocatoria cuenta con el apoyo de Onemi, Techo, Cigiden, la I. Municipalidad de Valparaíso y la compañía de ingeniería Sirve.

chrysalis-chile-alerta-pauta-prensa #ChileAlerta está destinada a la búsqueda de emprendimientos dinámicos que sean capaces de generar soluciones en los siguientes ejes:

Vivienda: nuevas ideas de viviendas de emergencia que sean efectivas para albergar a las personas afectadas por catástrofes naturales. Datos: plataformas de visualización y monitoreo de información científica asociada a la prevención y/o predicción de desastres. Reacción: ideas y planes que mejoren la coordinación comunitaria en las 72 horas posteriores a una emergencia

Además, la convocatoria cuenta con tres líneas de financiamiento, de acuerdo al estadio en que se encuentre cada proyecto:

Fondo interno PUCV: Financia ideas de negocios provenientes de estudiantes o profesores de la Facultad de Ingeniería de la PUCV con hasta $2.000.000 para la creación y validación de los primeros prototipos.  (para esta línea, el programa Ingeniería 2030 solo financia equipos con integrantes de la Facultad de Ingeniería)

Fondo SSAF-Desafío: Cofinancia emprendimientos dinámicos que se encuentren en etapa de idea o iniciando la construcción de un prototipo con hasta $15.000.000, correspondientes al 80% del total del proyecto.

Fondo SSAF-i: Cofinancia emprendimientos dinámicos que cuenten con cierto grado de validación comercial y técnica con hasta $60.000.000, correspondientes al 75% del total del proyecto.

¿Puede el big data predecir el próximo mega terremoto en Valparaíso?

Escrito por Pablo Albarracín en Apps & Software, Blog, Hardware, Diseño & Makerspace, Tech | 0 Comentarios

02.11.16

El uso inteligente de la avalancha de datos que se están generando y extrayendo en diferentes industrias y actividades, más conocido como el temido (y amado) big data, está llamado a resolver o, por lo menos, facilitar la toma de decisiones en múltiples aspectos de la sociedad. Desde mejoras y exponenciales avances en ciencia, delincuencia, salud, educación, transporte, biotecnología, comunicaciones, defensa, ciberseguridad, etcétera, el big data trae consigo la promesa de solucionar problemas claves de la humanidad, como la cura de enfermedades, la mejor gestión de desastres naturales o la búsqueda de vida fuera de la Tierra. El big data se está convirtiendo en el nuevo petróleo.

La tierra se mueve bajo nuestros pies y no es algo agradable. El último terremoto que sacudió gran parte del norte chico y la zona central de Chile hace casi un año, y que generó una enorme cantidad de réplicas, algunas muy cercanas a pequeños terremotos, produce en la población una comprensible incertidumbre de cuándo y dónde será el próximo ‘evento’ de gran magnitud. Basta con que ocurra algún fuerte terremoto en el ‘cordón de fuego del Pacífico’, para que salgan muchas voces ( la mayoría no científicas) alertando sobre la posibilidad de que ‘se viene’ uno grande.

Entonces, ¿puede el big data predecir el próximo terremoto? Lamentablemente, por ahora, no. La ciencia es clara al respecto: ¡no se pueden predecir los terremotos!

“No se trata de mayor o menor tecnología, sino de un entendimiento de cómo funciona exactamente esta ciencia”, dice Marco Cisternas, profesor e investigador Ph.D. en registros sedimentarios de eventos catastróficos, cambio ambiental y paleo-sismología de la Escuela de Ciencias del Mar de la PUCV. “Puede ser mañana (el próximo terremoto) o en 10 años más, nada puede ser científicamente comprobado, no se puede predecir, porque esta disciplina, entre otros factores, es muy reciente. Antes se pensaba que los continentes estaban quietos y recién en 1965 se aceptó que se movían”.

Cisternas es categórico y no deja espacio para las suposiciones ni la elucubración. El experto de la PUCV explica a Chrysalis que una de las grandes dudas de la ciencia sismológica es que no se sabe lo que detiene a los terremotos, por qué el quiebre no continúa. Se conoce el por qué se inicia un terremoto, pero no por qué tiene un fin. “Todos los días hay muchos terremotos, y algunos de ellos siguen creciendo y no sabemos por qué crecen y por qué se detienen. Algunos pequeños pueden llegar a ser gigantes.. el del 16 de septiembre, se detuvo, pero ¿por qué no continúo hasta Valparaíso?”, apunta Cisternas.

“Puede ser mañana (el próximo terremoto) o en 10 años más, nada puede ser científicamente comprobado, no se puede predecir, porque esta disciplina, entre otros factores, es muy reciente. Antes se pensaba que los continentes estaban quietos y recién en 1965 se aceptó que se movían”.

Las estadísticas históricas y el big data sismológico pueden aportar algunas predicciones de dónde la falla está acumulando más energía. “Valparaíso quedó como un ‘sandwich’ (entre el terremoto del 2010 y el del 16 de septiembre 2015), pero por qué no se rompe aún no se sabe. No es un tema de tecnología sino de entendimiento”.

El experto explica que existen cientos de papers dónde indican posibles factores a tener en cuenta para la predicción de un terremoto, como la gravedad, ciertas condiciones atmosféricas, la posición de la luna, el comportamiento de las hormigas y otros animales, pero todas son propuestas, nada 100% comprobado. “No se pude decir ni cuándo, ni dónde, se va a romper”, enfatiza Cisternas.

terremoto_chrysalis2

Los datos deben conversar…

Con tanta tecnología dando vueltas, con el big data y su promesa de poder solucionar problemas importantes de nuestras vidas, entonces, ¿cuál es el papel del big data en todo esto?. Cómo la enorme cantidad de sensores sismológicos, satélites, y otras tecnologías están capturando data para poder entender de mejor manera lo que Cisternas señala que aún es un misterio? En el fondo debemos preguntarnos, qué capturar y cómo.

“No creo que la cantidad de la data misma sea un problema, hemos realizado muchos avances en tecnología de materiales de hard drives, y hoy en día los terabytes son casi regalados, en combinación con los avances de algoritmos para comprimir”, dice Paloma Farias, co-fundadora de Garden Gnome startup incubada en Chrysalis que entrega soluciones de IoT para la agricultura. “Uno de los desafíos más grandes cuando se trata de big data es qué hacer con todos datos. Cómo usarlos de una forma inteligente, hacerlos accesibles, crear conocimientos de datos para muchos grupos diferentes”.

Tal como señala Paloma la recolección de datos es un tema relevante y en el caso de los terremotos los datos están segundo a segundo siendo monitoreados y almacenados, esa data algún día nos entregará inteligencia.

Y eso puede estar cerca.

El caso de Terra Seismic

El análisis de big data habría abierto un nuevo tipo de pronósticos de terremotos utilizando datos atmosféricos combinados con análisis estadísticos y satélites especializados.

Una de las compañías que está trabajando en esto es Terra Seismic, que utiliza datos de satélite para predecir grandes terremotos en cualquier parte del mundo, según ellos con 90% de precisión. El 22 de febrero del 2015 emitieron una alerta que un terremoto 6.5° Richter azotaría Sumatra. El 3 de marzo la isla sufrió un terremoto de 6.4°.

Esto no es algo aceptado por unanimidad por la comunidad científica.

“Uno de los desafíos más grandes cuando se trata de big data es qué hacer con todos datos. Cómo usarlos de una forma inteligente, hacerlos accesibles, crear conocimientos de datos para muchos grupos diferentes”.

La compañía señala que sus datos son recolectados desde el año 2004 con información proveniente de Estados Unidos, los servicios europeos y asiáticos por satélite, así como instrumentos basados en tierra, para medir anormalidades en la atmósfera causado por la liberación de energía y la liberación de ciertos gases. Utiliza software de código abierto escrito en Python y se ejecuta en servidores webApache para procesar grandes volúmenes de datos. Luego algoritmos personalizados analizan las imágenes de satélite y datos de los sensores para evaluar el riesgo, basado además en data histórica y estadística, generando los reportes.

terremoto_Chrysalis4

La tecnología, además del entendimiento de los procesos, es clave. “En el futuro, lo que hoy llamamos big data incluirá datos estructurados y no estructurados para generar expectativas en lo que vamos a analizar, por lo que ya no podremos pensar más en big data como algo separado”, dice en un comunicado Stephen Brobst, Chief Technology Officer de Teradata. “No importa si se trata de datos pequeños, grandes, cuadrados, circulares o triangulares, lo que se pretende es integrar esa información y volverla disponible para quienes toman las decisiones. La base girará en torno al conjunto de herramientas que emergerán, necesarias para manejar la integración a través de múltiples tipos de datos, sistemas de archivos y tecnologías”.

Más allá de los avances recolección de datos para estudiar de mejor manera los eventos sismológico, debemos ser responsables y quedarnos con lo que las investigaciones más serias del mundo nos indican: no se pueden predecir los terremotos.

“Estamos muy lejos, en tiempo científico, de encontrar una respuesta”, dice Cisternas.

Ante eventos tan gigantescos y de los cuales aún no sabemos mucho, siempre la prevención es algo positivo. Compre agua, velas, linternas y una radio a pila.

Juan segura vivió muchos años.

Para leer más:

Académico de la PUCV advierte que en Valparaíso no ha ocurrido un megaterremoto desde 1730

Crédito imagen principal: Fabrizio Bensch-Reuters, vía www.abc.net.au 

Infografía: ¿qué hacer después de un desastre natural?

Escrito por Chrysalis en Noticia | 0 Comentarios

28.10.16

chrysalis-chile-alerta-desastres-naturales

NO TE OLVIDES DE POSTULAR A NUESTRA NUEVA CONVOCATORIA#CHILEALERTA QUE FINALIZA EL 6 DE NOVIEMBRE PRÓXIMO Y QUE BUSCA TECNOLOGÍAS PARA AMINORAR LOS EFECTOS DE LOS DESASTRES NATURALES EN CHILE. INFÓRMATE DE CONDICIONES, MONTOS Y PROYECTOS A APOYAR EN ESTE LINK chrysalis-chile-alerta-pauta-prensa
  Fuente: Makia.la

Educación, coordinación y tecnologías: las 3 claves para mitigar daños ante desastres naturales

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

24.10.16

Gracias a nuevos proyectos de recolección y procesamiento de data sobre el comportamiento de nuestro planeta y sus pobladores, estamos intentando hacer frente a toda una avalancha de desastres naturales que tarde o temprano volverán a azotar, sea en Chile, Japón o Perú. Alertas tempranas, monitoreo en tiempo real, colaboración internacional, mayor educación de la población, especialmente desde edades tempranas, tecnologías de punta para la colaboración, nuevas técnicas de construcción anti sísmicas (asombrosas), son solo una pequeña muestra de lo que pudimos conocer en el Seminario Chile Alerta, “Innovación para la prevención y recuperación del país en los desastres naturales”, que se realizó el pasado jueves 20 de octubre en el Aula Mayor del edificio IBC de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

ESTE SEMINARIO SIRVIÓ PARA LANZAR OFICIALMENTE LA CONVOCATORIA #CHILEALERTA QUE FINALIZA EL 6 DE NOVIEMBRE PRÓXIMO. INFÓRMATE DE CONDICIONES, MONTOS Y PROYECTOS A APOYAR EN ESTE LINK

Como habitantes del mismo ecosistema tenemos ante nuestros ojos toda una montaña de datos provenientes del mundo físico que puede ser de gran utilidad para la prevención, detección y mejor respuesta ante los variados desastres naturales que ocurren cada cierto tiempo en Chile y el mundo. Lo curioso, y preocupante, es que dicha data hasta hace algunos años, solo era materia de algunos visionarios que la recolectaban e intentaban usarla en beneficio de todos. Hoy en día, el desarrollo de la TI ha permitido que esta información esté al alcance de casi todos los gobiernos del mundo. Chile es uno de ellos. Sin embargo, aún hay ripios por mejorar y emergencias que atender.

chrysalis-seminario-chile-tsunami-2015

Visualización de la onda expansiva del maremoto de Chile del 2015 en el norte chico

"Para responder a la emergencia es muy importante la preparación previa. Nuestro trabajo, que se ve como una respuesta, está sustentado por todo un proceso que es previo y que luego de un desastre también tiene un proceso de reflexión y de lección aprendida", dice Víctor Orellana, Sub Director Nacional de Onemi, quien expuso durante el Seminario. "Entonces todo ese ciclo debe irse articulando con distintas herramientas donde el desarrollo de las tecnologías es un canal muy relevante, sobre todo para efectos de las comunicaciones. Este es un insumo vital. Muchas veces luego de un desastre resulta más importante saber qué pasó con su pariente, incluso que tener alimentación o refugio, por ejemplo. Las tecnologías tienen un valor muy relevante sobre cómo lograr que la red de comunicaciones se restablezca lo más rápido posible luego de un desastre".

chrysalis-seminario-6

Víctor Orellana de Onemi en primer plano e Ignacio Cuevas, Gerente de Chrysalis sede Valparaíso

Orellana señala que los sistemas de monitoreo de las amenazas son también fundamentales, y en este punto no se requieren grandes infraestructuras o tecnologías, puesto que existe toda una línea de micro sensores y sensores de bajo costo, que a través de desarrollos tecnológicos masivos, podrían generar una capa de recursos importantes para poder estar mucho más atentos ante una posible emergencia.

"Ahora, para todo lo que involucra la reconstrucción y rehabilitación, todo lo que son tecnologías destinadas a mejorar y reparar las cosas que sufrieron algún daño, también hay avances. La oportunidad que entrega un desastre es también poder reconstruir mejor que como estaba antes. Cada uno de estos eventos puede significar una oportunidad para que el desarrollo tecnológico ayude a dejar mejor preparado una infraestructura o una comunidad para el próximo desastre", apunta el ejecutivo de Onemi.

La data es fundamental. Y esto es lo que Jorge León del centro de investigación Cigiden nos dejó muy claro. Toda la experiencia de los terremotos y tsunamis que azotaron Chile el 2010 (centro-sur) y el 2015 (norte chico) han permitido a este centro desarrollar modelos de simulación y predicción de, por ejemplo, cómo debe evacuar la población de Viña del Mar ante un maremoto. Los datos están y son recolectados de múltiples fuentes en todo el mundo, pero la clave está en sacar la inteligencia de ellos y, en base a datos históricos, empíricos y a estudios en terreno, poder elaborar modelos predictivos que ayuden a las personas.

chrysalis-seminario-7

Jorge León de Cigiden

"A contar del 2016 y hasta el 2021 la idea es mover el foco del análisis (sin dejar de lado las otras) a otras áreas metropolitanas, como Valparaíso y Viña del Mar. Por lo tanto, estamos en una etapa inicial de levantamiento de condiciones de vulnerabilidad en esta zona. Luego de aquello se pasa a una etapa de sugerencias de medidas de mitigación. El estero de Viña es un tema en sí mismo", dice Jorge, mostrando en las simulaciones que un terremoto de una magnitud considerable, y con ciertas características, generará un maremoto que sí o sí ingresará por el estero de Viña. "Eso es un hecho".

La educación como gran inversión

"Para nosotros ahora lo principal es la educación. Nos hemos dado cuenta de que una de las falencias más grandes que tiene el ciudadano de Valparaíso es la falta de educación con respecto a la prevención y con respecto al actuar en caso de una emergencia. Claramente, si no somos capaces de traspasar toda la información que nosotros sí conocemos y manejamos (como unidad de emergencias), a la gente que realmente lo necesita, todos fracasamos", dice Ricardo Valdés de de la Municipalidad de Valparaíso.

chrysalis-seminario-4

Ricardo Valdés de la I. Municipalidad de Valparaíso

Por ello que este 2016, señala Ricardo, así como el próximo año, estarán centrados en la educación y en la creación de algún proceso producto de la incorporación de mayor educación en la población.

"Pienso que la educación es la base para todo en este momento. Tanto formal como informal, desde jardín infantil, las escuelas y la universidad, y la educación informal como la información que se le puede dar a la gente en sus comunidades es fundamental", dice Paola Moraga, Ingeniero en Construcción de la PUCV y experta en temas ligados a la educación en temas de control de desastres y gestión del riesgo en la educación.

chrysalis-seminario-5

Paola Moraga de la PUCV

Paola tuvo la gran experiencia de viajar a Japón y ver cómo allí la educación es la base de toda la estrategia nacional ante desastres. Desde los 3 años, en el jardín infantil, se les comienza a inculcar a los niños que los terremotos y maremotos, están en el alma del país y que tarde o temprano les tocará vivir uno. Por lo mismo, la prevención parte por ellos. Además, como sociedad, Paola señala que el recuerdo de las tragedias ayudan a superar el trauma y el dolor. La construcción de museos sobre los desastres son comunes y allí la gente puede ir a informarse y a recordar a a quienes perecieron en tales hechos.

Aislamiento sísmico de la compañía chilena Sirve: bailando sobre el terremoto

Sin duda, lo mostrado por Henry Sady de la compañía nacional Sirve fue la guinda de la torta.

Se trata de la tecnología utilizada con éxito por la compañía nacional, denominada aislamiento sísmico y que, en palabras simples, son estructuras circulares de metal con goma, parecidas a tortas, que se insertan en los cimientos de las edificaciones, aislando la estructura del suelo. El resultado: el edificio se menea suavemente, minimizando notablemente los daños de la estructura, la percepción del movimiento y el caos.

"En general todas las tecnologías que discutimos, especialmente la del aislamiento sísmico, redundan en un mejor comportamiento de las estructuras que están protegidas por estas tecnologías, especialmente infraestructura crítica como hospitales y otras de vital importancia, lo que se manifiesta en un mayor bienestar para la población", dice Henry.

chrysalis-seminario-3

Henry Sady de la compañía Sirve

Esta tecnología permite a hospitales, cuarteles de bomberos, entre otros actores de importancia durante una emergencia, además del caso de las mismas personas y los edificios habitacionales, tener el beneficio de que estas personas no quedarán traumatizadas después de un terremoto, ni daños sicológicos. "En el fondo, son muchas las formas, desde lo económico hasta lo sicológico, en que estas nuevas tecnologías ayuda a las personas que habitan estas estructuras", dice Sady.

"Con lo que hoy le cuesta al país la ocurrencia de un desastre natural, hablamos de más del 1% del PIB anual, incorporar dinero en minimizar esos daños va en directo beneficio del propio estado y de las personas, es decir, como sociedad es rentable invertir en este tipo de tecnologías", finaliza el ingeniero.

chrysalis-seminario-chile-alerta-3

Gasto mundial a causa de los desastres naturales

Una red global interconectada y en constante alerta

"Cuando se registra un tsunami importante en Chile o en el otro lado del Pacífico, o en Perú, Ecuador...inmediatamente surge una amenaza para nuestro país. Por ello que nosotros sustentamos y construimos redes de cooperación con los sistemas de monitoreo global, con el centro de tsunamis del Pacífico de Hawai, Japón, Australia y todos los países que formamos parte del cordón de fuego del pacífico", apunta Orellana de la Onemi.

Orellana aclara que cuentan con todas las conexiones de internet y satelitales que les alertan de lo que está ocurriendo en tiempo real en todo el mundo, y en la evantualidad de una caída (blackout) cuentan con un respaldo.

"A nivel de redes sismológicas tenemos redes interconectadas en tiempo real con Argentina, Perú, Ecuador, Colombia. El mundo es uno solo y estas redes de información y de comunicación operan como una gran red de protección local y global", dice el ejecutivo de la Onemi.

"Los grandes desastres no reconocen fronteras", finaliaza Orellana.