Showing posts from tagged with: universidad

¿Por qué la innovación abierta puede ser la clave para nuestro desarrollo?

Escrito por Pablo Albarracín en Blog, Innovación | 0 Comentarios

30.05.16

Cada vez resulta más familiar escuchar, leer y conversar sobre el concepto de innovación abierta. Es difícil no encontrar artículos, reportajes, columnas de opinión y estudios, tanto en Chile como en el extranjero, que mencionen las virtudes y beneficios de aplicar esta dinámica para agilizar los procesos de innovación y generación de riqueza.  

Estamos en una encrucijada en la historia de nuestro país. No es una exageración ni menos una alarma de auxilio. Es una etapa global en la economía digital de hoy, que requiere que el país tome medidas y planes de largo aliento, planes de estado no de gobiernos, y que aglutinen esfuerzos y visiones de múltiples agencias, de las universidades, científicos, las empresas y los emprendedores-innovadores. Debe aflorar la inteligencia colectiva por el bien común.

Pero, ¿qué es la innovación abierta? Fue Henry Chesbrough, académico de la Universidad de California Berkeley, quien usó el término por primera vez para señalar una nueva estrategia para que la empresas vean más allá de su organización, donde la cooperación con profesionales externos es crucial. Chesbrough dice que combinar el conocimiento interno con el conocimiento externo es fundamental para sacar adelante nuevos proyectos de estrategia y de I+D. Bajo este contexto, universidades y centros de investigación ofrecen nuevas perspectivas y soluciones a las compañías que utilizan este modelo, explica Wikipedia. (Puede complementar aún más sobre el tema con el libro de Chesbrough  Open Innovation: The New Imperative for Creating And Profiting from Technology)

Abrir para dejar que entre el talento

BANNER 1

Fuente: Accenture

Precisamente el mismísimo Eduardo Bitran, Vice Presidente Ejecutivo de la Corfo , dice que, "la ambición de la agenda de este gobierno es transformar nuestro país basado en el capital humanos de calidad, en el conocimiento y en la innovación. Como Corfo nos interesa contribuir a vincular muchos más estrechamente el trabajo universitario al desafío que enfrenta nuestro país para avanzar al desarrollo”, dice Bitran. “Debemos pasar a un enfoque multidisciplinario, que es el único que permite resolver problemas, que nos permitirá abordar problemas más complejos, más holísticos”.

El estado y las universidades ya visualizaron el problema y plantearon una solución: la creación de los Hub Globales. En la región de Valparaíso hay dos de ellos, el de Chrysalis-Pucv y el de 3ie-Utfsm. El Hub Global Pucv está implementando programas de innovación abierta con la convicción de que bajo esta modalidad podrán crearse las soluciones (y nuevas compañías) que aporten el valor y desarrollo que la región y el país necesitan para salir de la trampa de la riqueza proveniente (solo) de los recursos naturales.  Actualmente se está trabajando en el paradigma Smartcity. Luego vendrá el turno de la Biotecnología.

Actualmente son varios centros de innovación del país que están sumándose a esta modalidad de trabajo colaborativo empresa-universidad-científicos-emprendedores. Además del Hub Global Pucv, podemos mencionar al Open Beauchef de la FCFM de la Universidad de Chile, el Santiago LabSpace, Incubatec de la UFRO, Telefónica I+D, Inria Chile, entre otros. Al parecer, la convicción se está regando y entendiendo por los actores involucrados.

Para Walter Rosenthal, Director Ejecutivo del Hub Global PUCV, este logro, que es fruto de una estrategia llevada a cabo por la Vicerrectoria de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, donde el equipo y la visión a largo plazo ha sido fundamental. “Estamos convencidos de que el trabajo colaborativo y multidisciplinario que aquí se desarrollará, permitirá contar con emprendimientos regionales que aporten valor no solo a la ciudad, sino que a todo un país, que requiere incorporar innovación a su matriz productiva”, señala Rosenthal.

No solo se trata ya de fomentar el emprendimiento y la innovación, lo que de por sí es positivo y se viene realizando sistemáticamente hace por lo menos una década en el país. Ahora el desafío, el cual ya se está materializando y ejecutando, es hacer la innovación en conjunto, colaborativamente. “Nuestro país requiere democratizar el emprendimiento y la innovación, y tienen que ser un motor fundamental de nuestro crecimiento. Hoy es el momento de poner como motor de crecimiento de nuestra economía el emprendimiento y la innovación”, dice el Ministro de Economía, Luis Céspédes.

Nidos virtuosos

Según indica el artículo The next step in open innovation de McKinsey, un creciente número de organizaciones están implementando el siguiente enfoque dentro de la innovación abierta: la co-creación distribuida. LEGO, por ejemplo, invitó a sus clientes a sugerir nuevos modelos de forma interactiva para luego recompensar financieramente a aquellas personas cuyas ideas fueran comercializables.

Otro caso. En la industria de software, plataformas de código abierto desarrollado a través de la co-creación distribuida, como Linux, Apache, MySQL y PHP / Perl / Python), se han convertido en componentes estándar de la infraestructura TI de muchas empresas líderes en tecnología. Esto ha facilitado un enfoque de la innovación en el aumento de la Web como una plataforma participativa.

BANNER 2

Fuente: Accenture

En casi todos los sectores, continúa McKinsey, muchas de las ideas y tecnologías que generan productos surgen de otros participantes de la cadena de valor. Boeing diseña sus aviones, pero los proveedores hacen (con derechos de propiedad intelectual inclusive) muchos de sus componentes. Del mismo modo,  HP y el iPod de Apple incluyen cientos de piezas inventados y fabricados por otras empresas en más de dos docenas de países. En muchos sectores, los proveedores entienden la tecnología y capacidad de fabricación de sus piezas del producto final mejor que los propios fabricantes. En estas compañías la innovación abierta es una práctica ya asimilada y practicada como algo ‘normal’.

A medida que el ecosistema de la innovación se vuelve más interconectado, es vital para el éxito a largo plazo de las empresas y organizaciones, aplicar y trabajar bajo el modelo de la innovación abierta, puesto que pueden desbloquear y visibilizar posibilidades que no existían previamente dentro de los muros de su organización y transformar el negocio.

El ecosistema de innovación incluye el trabajo conjunto entre startups, científicos y universidades para que puedan alimentar la agenda de investigación de una compañía, identificar las tendencias, hojas de ruta, desarrollar nuevos productos y soluciones, y explorar nuevos mercados.

Otro factor importante dentro del modelo de innovación abierta es cómo se conectan todos los jugadores del ecosistema, el valor real de una buena estrategia al respecto es cuando se hacen conexiones a través de múltiples startups, universidades y grandes corporaciones, congregando a todos a generar una solución poderosa que puede ser beneficiosa para todos los involucrados. Esa es la gracia de la innovación abierta. Todos ganan.

Como podemos ver es claro que existe un imperativo para las empresas, universidades y startups, para abrazar la innovación abierta, pero el modelo tiene algunos retos, sean estos culturales, tecnológicos, de seguridad y/o amenazas o la incapacidad para escalar,  pueden dificultar a las organizaciones ver el completo potencial de la innovación abierta y abandonarla antes de comenzar.

Por lo visto, acá en Valparaíso y en el Hub Global Pucv específicamente, la innovación abierta ya comenzó y no piensa dar marcha atrás.

Chrysalis participa en la ejecución de curso de emprendimiento de Escuela de Ingeniería Industrial PUCV

Escrito por Jamie Stewart en Noticia, Sin categoría | 0 Comentarios

21.01.16

Durante el 2° semestre del 2015, la Escuela de Ingeniería Industrial de la PUCV, con el apoyo de Chrysalis, desarrolló el curso  “Taller de Emprendimiento”, instancia en la que estudiantes pudieron aprender múltiples habilidades y herramientas que se requieren para generar una startup de alto potencial.

La universidad no sólo es una instancia para adquirir y compartir conocimientos, sino que también una oportunidad para el desarrollo de ideas y su potencial realización. Es así como grandes y revolucionarias compañías como Facebook, Youtube, entre otras, han sido creadas por estudiantes universitarios.

Con esta realidad clara, y sumando la convicción de que la formación de jóvenes en habilidades emprendedoras, potencia aún más la creación de negocios y startups de alto potencial, es que la Escuela de Ingeniería Industrial (EII) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, en conjunto con Chrysalis, su Incubadora de Negocios, llevaron a cabo la asignatura obligatoria “Taller de Emprendimiento”.

Dicha instancia académica, tuvo por objetivo principal entregar una amplia gama de conocimientos de emprendimiento e innovación, a través de sesiones teóricas, prácticas y experienciales a los alumnos de 5° año de Ingeniería Industrial. En este ramo, también se buscó equipar a los estudiantes de habilidades blandas y conceptuales para finalmente, diseñar un emprendimiento y ponerlo en marcha.

Para el cumplimiento de este objetivo, el curso se dividió en grupos, los cuales durante  17 clases, 3 mentorías grupales y 3 testimonios de emprendedores, tuvieron que generar una solución innovadora a algún problema y transformarla en un negocio dinámico y con alto potencial de crecimiento.

Durante todo el desarrollo de este curso, los alumnos participantes pudieron conocer sus habilidades innatas para el desarrollo de emprendimientos innovadores, nociones de liderazgo y trabajo en equipo. Además, en el área de la creación de negocios, los estudiantes se prepararon para descubrir oportunidades para la generación de empresas, como también, los aspectos legales, contables y tributarios para concretarlas.

Ya en los últimos momentos de este proceso, los grupos pudieron identificar las necesidades de inversión y conocer las múltiples posibilidades de financiamiento que existen en Chile, tanto privadas como públicas.

Finalmente, los estudiantes aprendieron a elaborar un Elevator Pitch para conseguir el capital requerido para el crecimiento de un negocio, cerrando el curso con la presentación de sus proyectos creados en dicha instancia, ante un jurado especializado compuesto por profesionales del ecosistema emprendedor, provenientes de instituciones como Corfo, Génesis Partners, Startup Chile y el staff de Directores de Chrysalis.

eii-chrysalis

Emprendimiento: un sello del Ingeniero Industrial de la PUCV

Pia Wiche, académica de la Escuela de Ingeniería Industrial de la PUCV y coordinadora de esta asignatura, explica que lo enseñado y aplicado en este curso es “parte del perfil de egreso de nuestros estudiantes, quienes poseen competencias en emprendimiento, liderazgo y trabajo en equipo, materias que se trabajaron profundamente en este taller”.

La docente agrega que este curso, fue una instancia de integración de muchos conocimientos, donde los alumnos de la EII, pudieron aplicar los aprendizajes que ellos ya tenían sobre negocios, legislación nacional, entre otras áreas, para poder responder con éxito al desafío de desarrollar una idea y dar origen a un emprendimiento con alto potencial de crecimiento.

En cuanto a la participación de Chrysalis, Pía explica que “el valor que aportó la Incubadora de la PUCV, fue en definitiva el gran Know How que poseen sobre el emprendimiento, entregando muchos ejemplos de cómo hacer las cosas, aplicando conceptos, teniendo un papel fundamental en las mentorías y la evaluación de ideas”. La profesora añade que “la posibilidad de llevar los testimonios de sus emprendedores y tener a Corfo dentro del panel evaluador fue muy positivo también”.

Una instancia de aprendizaje única

El “Taller de Emprendimiento” de la Escuela de Ingeniería Industrial de la PUCV tuvo como relatores a profesionales y emprendedores de alta calidad. Es así como las sesiones teórico-prácticas de la asignatura, en las que participó Chrysalis, fueron realizadas por Tomás Gentina, Director de Extensión del HUB Global de la PUCV, Ignacio Cuevas, Director de Chrysalis Valparaíso, Sylvio Campo, Director de Formación de Chrysalis, Javier Gotschlich Director de Incubación de la misma, Sebastián Arriagada, Ejecutivo de atención a emprendedores de la Incubadora de la PUCV y Macarena Cornejo, ejecutiva contable de la misma organización.

En cuanto a las mentorías personalizadas a cada grupo emprendedor, cabe destacar que fueron divididas en tres aristas: Consolidación de la idea, modelo de negocios y elevator pitch, las que fueron realizadas por Javier Gotschlich, Sebastián Arriagada y Deborah Ahumada, Directora de Administración y Finanzas de Chrysalis, respectivamente.

Por otra parte, el desarrollo del taller contempló una serie de sesiones donde destacados emprendedores dieron a conocer su experiencia en la creación de negocios. Es así como los estudiantes pudieron compartir los conocimientos, aciertos y errores de Walter Rosethal, Director de Incubación y Negocios de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados, quien es fundador de las empresas Nearway e Idee.

Amilcar Arriagada, fundador de Quality Metrics, startup incubada en Chrysalis, también fue parte de las sesiones de testimonio, acompañado de Christian Niklander, ex alumno de la PUCV quien trabaja en la exitosa empresa Teart, ganadora de múltiples reconocimientos a nivel nacional e internacional.

eii-chrysalis1

Un hito importante para el desarrollo emprendedor de la PUCV

“El taller realizado en conjunto con la EII se constituye como un hito importante en nuestro quehacer, especialmente en la vinculación con nuestra universidad. Estamos convencidos de que en la PUCV existe mucho talento, por lo que parte de nuestra misión como Incubadora de Negocios, es orientar esas habilidades innatas para que se desarrollen emprendimientos de base tecnológica, dinámicos y de alto impacto”, explica Tomás Gentina, relator de la asignatura y parte del staff de Directores de Chrysalis.

Para la Incubadora de la PUCV, la realización de estas instancias, fortalece su misión dentro de la Universidad, como también la posibilidad de lograr nuevos emprendimientos generados por miembros de su comunidad. “Si logramos tres o dos nuevos emprendedores, para nosotros es un total éxito”, enfatiza Tomás.

Cristóbal Iturriaga, estudiante de 6° año de Ingeniería Civil Industrial, comentó que este curso “resultó muy interesante, ya que nos acercó muchísimo al mundo del emprendimiento, técnicamente nos hizo sentirnos como emprendedores, ya que el haber modelado el negocio, preparar el pitch day, nos hizo vivir lo que realmente ocurre en el día a día de un emprendedor”.

Agregó que “cada una de las instancias vividas en el Taller de Emprendimiento, aportaron de amplia manera a nuestra formación académica como Ingenieros y fueron muy útiles para todos los que desean emprender en un negocio”. Cabe destacar, que si bien el curso estuvo formulado y diseñado para estudiantes de Industrial, alumnos de otras unidades académicas como Informática y Química también solicitaron participar en la asignatura.

         

3° Feria de Emprendimiento Chrysalis en la TV

Escrito por Pablo Albarracín en Noticia | 0 Comentarios

20.11.15

Vea como  Quintavisión cubrió la 3° Feria de Emprendimiento Chrysalis 2015.  

Del laboratorio a la mesa: prebióticos de la lactosa buscan llegar al usuario

Escrito por Chrysalis en Noticia | 0 Comentarios

09.06.15

La Escuela de Ingeniería Bioquímica (EIB) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso ha desarrollado una innovadora tecnología para transformar lactosa en galacto-oligosacáridos, un tipo de prebiótico que se puede agregar a productos alimenticios, principalmente lácteos, ofreciendo benéficos efectos sobre la salud de las personas. La idea es poder incorporar estos productos a la industria. El adecuado funcionamiento digestivo es uno de los factores determinantes del bienestar de las personas. Sin embargo, existen una serie de condicionantes que pueden alterarlo, como por ejemplo, infecciones, malos hábitos de alimentación  o incluso la nutrición durante los primeros meses de vida. En este contexto se puede recurrir a los llamados alimentos funcionales, los cuales producen un efecto benéfico para la salud, más allá de su valor nutritivo. Entre los distintos tipos de alimentos funcionales existentes se encuentran los prebióticos, que son compuestos químicos que estimulan la flora microbiana intestinal saludable, que es la que permite un buen funcionamiento digestivo, y además deprimen la presencia de bacterias patógenas.

GOS: un prebiótico por excelencia

El profesor de la Escuela de Ingeniería Bioquímica (EIB) de la PUCV, Andrés Illanes, explica que existen sólo tres sustancias que cumplen todas las características para ser consideradas como prebióticos: los galacto-oligosacáridos (GOS), los fructo-oligosacáridos (FOS) y la inulina. “Dentro de la gama de alimentos de producción nacional que incorporan prebióticos, sólo se encuentran productos enriquecidos con inulina”, dice Illanes. “Sin embargo, los GOS presentan varias ventajas como prebióticos, siendo su materia prima lactosa, la cual es un subproducto de la industria láctea, de bajo valor”. Los usos actuales de la lactosa y sus derivados generan escaso valor, de modo que si se utilizara para la obtención de GOS, existiría un valor agregado considerable. En cuanto a sus propiedades como prebiótico, hay estudios clínicos que indican que el efecto de los GOS es más significativo que el de la inulina. En efecto, los GOS son compuestos que la madre traspasa de forma natural a su hijo durante el amamantamiento. Cuando no puede hacerlo, debe utilizar leches maternizadas, las cuales emplean leche bovina u ovina como materia prima, las que prácticamente no contienen esta sustancia que es muy importante para el desarrollo del sistema inmune del niño. El profesor Illanes explica que, en ese caso, los GOS que deben ser adicionados a las leches maternizadas resultan  insustituibles por otros prebióticos, siendo habitual el empleo de mezclas GOS:FOS en proporción de 9:1. chrysalis_prebioticos

 Alimentos con GOS incorporados: del laboratorio a la mesa

Actualmente no existen productos de elaboración nacional que contengan GOS. En Chile hay importación de leches maternizadas que contienen esta sustancia, provenientes principalmente de Argentina. En Asia y Europa existen diversos productos como yogurts, leches cultivadas y barras de cereal que contienen GOS, existiendo un creciente mercado, debido al aumento notorio de su consumo a nivel mundial durante la última década. En Latinoamérica, una empresa láctea uruguaya ha demostrado interés en la producción de GOS, por lo cual se han contactado con el grupo de investigación de la EIB. “En Chile estamos incentivando a la industria láctea nacional para explorar la posibilidad de producir industrialmente este prebiótico. En el intertanto se está haciendo una evaluación técnico-económica de un proceso productivo de GOS basado en la información generada en esta investigación, que servirá de base para la eventual transferencia de esta tecnología al sector productivo” agrega Illanes.

 Prebióticos derivados de la lactosa

Un equipo de investigadores de la misma EIB trabaja en convertir la lactosa en GOS, mediante una tecnología enzimática que utiliza lactasa, una enzima comúnmente empleada en la industria alimentaria para la producción de leches deslactosadas y manjar. “Lo que aquí se realiza es el proceso inverso al convencional: hacer que la enzima pueda formar enlaces químicos en vez de romperlos. Para que esta reacción de síntesis funcione, se necesita trabajar con una alta concentración de lactosa y con una baja cantidad de agua, logrando así la obtención de GOS”, explica el profesor Illanes. La idea surge en 2008 a partir de dos estudiantes –entonces– de pre grado, quienes hoy son profesores de la EIB, Dra. Cecilia Guerrero y Dr. Carlos Vera, quienes forman parte del equipo de investigación junto al profesor Andrés Illanes, la Dra. Lorena Wilson, la Dra. Carolina Aguirre de la Universidad de la Santísima Concepción, técnicos y estudiantes de postgrado. El proyecto Innova Chile de Corfo titulado, “Producción de prebióticos derivados de lactosa mediante biocatálisis enzimática” continúa en desarrollo y ha servido como modelo para generar una serie de tesis de postgrado y pregrado.   Autor:  Andrea Rivera Difusión y Comunicaciones Escuela de Ingeniería Bioquímica Pontificia Universidad Católica de Valparaíso